Mendoza Mendoza
martes 10 de octubre de 2017

Esperan a más de 35.000 mendocinos en Chile en el Día de la Madre

El festejo del domingo en homenaje a las mamás sumado al feriado del lunes 16 y al pronóstico de buen tiempo en alta montaña hacen un combo perfecto. Habrá demoras

El paso a Chile estará colapsado el próximo fin de semana. Sí, suena repetitivo, pero es lo que seguramente volverá a ocurrir, ya que esperan a no menos de 35.000 personas transitando por alta montaña entre viernes y lunes. Al feriado del lunes 16 se le suma que el domingo es el festejo del Día de la Madre y que se anuncia buen tiempo.

Muy conflictivo fue el último fin de semana con relación al Paso Internacional Cristo Redentor, dado que durante varios segmentos de tiempo y por diversos motivos tuvo que permanecer cerrado.

Eso complicó tanto a quienes querían ir hacia Chile como a los que querían venir, incluido un contingente que tenía intenciones de ver el encuentro entre Los Pumas y Australia, disputado el sábado por la tarde.
A pesar de todas las complicaciones, más de 8.000 vehículos y 35.000 personas lograron cruzar y el cálculo que manejan en el Gobierno mendocino para el próximo fin de semana es que, como mínimo, se repetirá esa cifra.

"Nos comunicaremos con Aduana y Migraciones para ver qué tienen pensado para el fin de semana. El anterior era largo en Chile pero de este lado no y pasaron 35.000 personas del viernes al domingo. Lo imaginamos así si pensamos cómo va a estar este fin de semana para el otro lado", expresó Néstor Majul, secretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad.

La buena noticia para quienes quieran viajar es que a diferencia del fin de semana pasado está pronosticado buen tiempo para alta montaña desde el viernes hasta el lunes inclusive.
Esta será un arma de doble filo porque si bien esperan que el paso no cierre, será aún mayor el caudal de vehículos que intentarán cruzar la frontera.

"Las recomendaciones ya las repetimos, pero por más que anunciemos que el paso está cerrado o que está nevando en alta montaña y que digamos que no vayan, van igual", reflexionó Majul.

Además de los vehículos particulares, durante todo el fin de semana también pasaron más de 150 colectivos de larga distancia y casi 2.100 camiones, en una ruta que cada vez parece quedar más chica.

"Gracias a Dios y a que hay controles no hemos tenido ningún accidente grave en el último fin de semana", continuó el funcionario, quien comparte el control de lo que pasa en el cruce internacional con las direcciones de Aduana, Migraciones y Gendarmería Nacional.

Lo que es seguro es que los que deseen cruzar desde el viernes a Chile deberán cargarse de paciencia, porque al igual que como viene ocurriendo desde hace años, no será un trámite corto y fluido, sino todo lo contrario, las demoras seguirán diciendo presente.
Fuente:

Más Leídas