Mendoza Mendoza
viernes 29 de abril de 2016

Es "incalculable" la deuda flotante de Santa Rosa

Mientras, el rojo consolidado en esa Comuna asciende a $60 millones. Las autoridades anunciaron que las elecciones se realizarán a fines de año

El gobierno interino de Santa Rosa, que se autodefinió "de transición", dio ayer algunas definiciones. La intendenta a cargo aseguró que habrá elecciones antes de que termine el año, el director de Hacienda afirmó que la deuda consolidada del departamento es de $60 millones y hay "otra deuda flotante que es incalculable" y el secretario de Gobierno sostuvo que "estamos acá para eliminar la corrupción".

Los funcionarios radicales que comandan el Municipio santarrosino después de la detención y renuncia del intendente Sergio Salgado ofrecieron ayer una conferencia de prensa.
Norma Trigo, presidenta del concejo y a cargo de la intendencia, dijo que el llamado a elecciones se podrá realizar a mediados de año y que los comicios "serán antes de fines de año, seguro".

Quien aportó más datos sobre la situación actual de la Comuna fue su director de Hacienda, Marcos Nuarte, quien afirmó que el estado financiero es de "extrema delicadeza" y amplió: "La deuda consolidada contable es de $60 millones y existe otra deuda flotante, que es incalculable". Para lograr determinarla "se ha firmado un decreto para identificar el origen de esa deuda, que es un proyecto de verificación de crédito y valoración de títulos que permita establecer su origen y realizar un convenio de pago".

Nuarte definió ese llamado como "un concurso de proveedores", que son, en su mayoría, los que han recibido cheques sin fondos y que el contador estimó en "más de 600".

El funcionario dijo que "creemos que van a aparecer muchos portadores de estos cheques y este plazo de verificación será de entre 30 y 45 días, en donde estimaremos cuál es el monto por asumir y cuál la propuesta de pago a realizar", y subrayó que "queremos cancelar la deuda real y no una deuda generada por una maniobra financiera irregular".

Norma Trigo afirmó que no se despedirá a nadie y que sólo se les ha dado de baja a los 60 cargos de funcionarios que tenía la gestión anterior. Además dijo que en mayo se revisará quiénes trabajan y quiénes sólo cobran "por un puesto político y no cumplen ningún servicio".

A su turno Walter Fredes, secretario de Gobierno interino, dijo que "venimos de una gestión que ha sido desastrosa, en todos los aspectos. Lamentablemente el pueblo ha perdido muchos años de progreso. La realidad es que nosotros estamos para eliminar la corrupción, de arriba hasta abajo. Sabemos que hay locaciones de servicios que no prestaban esos servicios" y aclaró que "el que está trabajando, que trabaje tranquilo. No va a haber ningún tipo de persecución política".

Además se informó que se firmó un acuerdo con el gremio municipal y ATE para cancelar la deuda del mes de noviembre en dos cuotas, una con el mes de mayo y otra con el mes de julio, y que a partir de mayo también se acordó un aumento de apenas el 5%.

"Ahora son jefes"
Marcial Ibarra, concejal justicialista, dijo estar sorprendido porque "hay cuatro o cinco personas, que hasta hace poco eran quienes dirigían la protesta de los trabajadores que ahora fueron ubicados como jefes de área por quienes se definen como gobierno de transición".

Además el edil criticó las declaraciones del gobernador Cornejo, quien en el acto del aniversario del departamento hace unas semanas dijo que "me da náuseas ver cómo se manejaron acá las cuentas".
Ibarra dijo que "me llama la atención que le dé nauseas cuando mucha de la deuda que hoy tiene el Municipio fue para cubrir necesidades de salud y educación que la Comuna afrontó y fueron fondos que la Provincia y la Nación nunca devolvió".

"Si alguien se quedó con dinero que no le correspondía, que sea investigado y condenado por la Justicia, pero no se puede decir tan livianamente que la deuda de la Comuna es por eso", afirmó.
Fuente:

Más Leídas