Mendoza Mendoza
domingo 27 de noviembre de 2016

Es ciego, va a dos escuelas y toca tres instrumentos

José Gabriel Almeida tiene 12 años y quiere ser DJ. Estudia en los colegios Carmen Vera Arenas y Helen Keller. Por su esfuerzo la UNCuyo lo distinguió con el premio al mérito excepcional. Se especializa en batería, violín y piano

José Gabriel Almeida (12) nació ciego y a base de sacrificio y dedicación, ya que asiste a dos escuelas desde los 4 años, logra desempeñarse como cualquier otro chico de su edad. Por eso, la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) lo distinguió por el mérito excepcional, en reconocimiento al esfuerzo que realiza para avanzar en sus estudios.

Desde los 3 meses de edad José asiste a la escuela Helen Keller, donde le han enseñado todo acerca de su discapacidad y cómo superarla. A los 4 años ingresó al Carmen Vera Arenas, colegio en el cursa el quinto grado de la primaria.

"Tengo un buen grupo de amigos y de todas las materias me gusta Lengua más que nada, porque la señorita es divertida, siempre llega y nos saluda animada", dice José.

Al principio de la nota con Diario UNO, cuando al niño todavía lo invade la timidez, su padre, Rubén (47), es el que toma la palabra y orgullosamente cuenta que además de ir al colegio su hijo es muy bueno con la música.

"Toca la batería, el violín y el piano, desde chiquito nos dimos cuenta de que tiene buen oído. Este fin de semana terminó una parte de un curso de DJ".

Nancy (41), su mamá, en tanto, asegura que para José, por la forma en la que lo contienen y educan, los dos colegios se han convertido en su segunda casa.

"Va al colegio como uno más y dos veces por semana una maestra particular lo ayuda. Ahora en el Carmen Vera Arenas le regalaron una máquina de escribir para que pueda ir más rápido en la clase".

Siempre activo
El jovencito es el más pequeño de la familia, que vive en Corralitos, Guaymallén, y está compuesta también por sus dos hermanas, Johana Belén (19) y Ana (14). José asegura que todos lo ayudan diariamente, y también él colabora, por ejemplo enseñándoles a tocar algunos instrumentos.

A pesar de tener sólo 12 años, un día en la vida de José es bastante atareado, ya que comienza por la mañana en uno de los colegios y continúa pasado el mediodía cuando el transporte escolar lo lleva de esa escuela a la otra.

Cuando vuelve a su casa, siempre encuentra actividades para realizar. Jugar al ajedrez y andar en bicicleta son algunas de ellas.

Sin embargo, su verdadera pasión es la música y sueña con ser un DJ famoso.

El reconocimiento de la UNCuyo
Por tercer año consecutivo la UNCuyo entregó el Premio María Elisa Norton Farmache, distinción en honor a una destacada estudiante de Medicina fallecida en 2011.

El objetivo es reconocer méritos excepcionales de jóvenes en pro de la obtención de su título como consecuencia de situaciones de adversidad, sean de índole social, económica o de salud.

En el caso de José, el reconocimiento llega por ser alumno de la escuela Carmen Vera Arenas, que está bajo la órbita de la UNCuyo.

"Es una distinción al esfuerzo, que nace en nuestra propia casa y que pone de relieve el valor del esfuerzo por estudiar, por mejorar y por perfeccionarse aun en condiciones de adversidad", expresó el vicerrector Jorge Barón.

Nancy, mamá del chico, destacó que ese esfuerzo por el que fue reconocido es real, ya que José "aunque no le encanta estudiar, siempre está haciendo cosas para superarse y estar a la altura de lo que le requieren en sus colegios".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas