Mendoza Mendoza
domingo 31 de julio de 2016

Es casi imposible recuperar los celulares robados

En Mendoza se calcula que por día son hurtados unos 200 teléfonos móviles, pero no hay estadísticas oficiales. Por más que varios sistemas permiten el rastreo del smartphone por GPS, la recuperación es muy complicada

Ivana, de 34 años, estaba en una parada de colectivo del barrio Bancario, en Godoy Cruz. Mientras la medía, el hombre merodeaba la zona y de un momento a otro la tenía contra el piso, amenazándola.
La mujer fue a la comisaría que estaba a unas cuadras e hizo la denuncia: le habían robado la cartera con el celular de $12.000 adentro. Era jueves. El viernes viajó a Buenos Aires por otro tema. Allá le llegó un e-mail desde el sistema de Apple que le informaba que su iPhone había sido encendido en una casa de Las Heras. Figuraba la dirección precisa.

El lunes, cuando volvió a Mendoza, fue nuevamente a la comisaría, pero le dijeron que no iban a gestionar el allanamiento porque el correo lo había recibido dos días atrás y no estaban seguros de que el teléfono siguiera ahí. Lo único que consiguió fue juntar bronca.

El de Ivana, quien no dio su apellido por razones de seguridad, es un ejemplo palmario de lo difícil que es recuperar un celular hurtado. En Argentina son robados 5.000 teléfonos por día y en Mendoza se calcula que unos 200. Sin embargo, no existen estadísticas oficiales.

"No llevamos cifras de celulares como sustracción directa. Es un delito de pena menor. Llevamos delitos de mayor gravedad", dijeron desde la policía.

La comisaria inspectora Nidia Ríos, jefa de las Unidades Investigativas del Gran Mendoza, dijo que "trabajamos con la Ley Provincial 3.365 (Código de Faltas) y hacemos controles en los lugares de compra y venta de artículos a partir de denuncias formales y de iniciativa propia. A veces tenemos buenos resultados, otras no".

–¿En qué lugares se hacen los operativos?
–Habitualmente en negocios del radio céntrico y departamentos aledaños. Y en los comercios de compra y venta de celulares que todos conocemos.

Los que todos conocemos
Los negocios donde es vox populi que se venden celulares robados son, por ejemplo, los de una antigua galería céntrica.

Diario UNO hizo un recorrido por el lugar y comprobó que en varios negocios venden celulares usados.

Eso, per se, no implica un delito. La policía en sus operativos pide el comprobante de compra y de ese modo verifica el origen del teléfono móvil.

"Si llegamos a encontrar un celular sustraído, damos intervención a la oficina fiscal para saber cómo fue el delito. Para eso necesitamos sí o sí la denuncia penal y la denuncia en la compañía", agregó Ríos.

Denuncias y vericuetos
Empleados de las compañías de telefonía explicaron que ante el robo de un celular hay que distinguir dos situaciones.

Por un lado, hay que denunciar en la empresa para que den de baja el chip del propietario. Así, el ladrón no podrá llamar desde ese número y el cliente podrá pedir un nuevo chip con el mismo número que tenía, de forma gratuita.

Por el otro, hay que pedir que le den banda negativa al celular, o sea que el dispositivo quede bloqueado. Esto hará que el ladrón tampoco pueda usar el artefacto, ni siquiera para escuchar música.

"Existen servicios técnicos que flashean el smartphone, o sea que lo desbloquean de la banda negativa y el teléfono vuelve a funcionar con otro número. Pero eso es irregular y obviamente en las agencias oficiales no lo hacemos", dijo el supervisor de un comercio de telefonía.

"Hay sistemas y sistemas: iPhone trae incorporado un GPS que ayuda a detectar en dónde está el teléfono cuando se lo roban. Android tiene una aplicación que se llama Android Device Manger, que permite bloquear y localizar el celular desde una computadora. Igual, el que te lo roba puede desactivarlo", agregó un vendedor de una de las empresas telefónicas más grandes del país.

"De acuerdo con el tipo de aparato, muchas veces se puede hacer un seguimiento geoposicional. Pero hay que tener mucha suerte para conseguir la orden de allanamiento en el día", dijo la oficial Ríos.

De los que denuncian el hurto de un teléfono, no todos cuentan con ese sistema. Y de lo que lo tienen, son los menos los que terminan recuperándolo, aseguraron desde la policía.

¿Cómo saber el origen?
Existe una página en internet para verificar si un celular es robado. El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) dispuso un sistema que permite chequear si el teléfono fue denunciado por robo.

Para constatarlo hay que ingresar el IMEI (código pregrabado por el fabricante del teléfono móvil, que identifica el dispositivo a nivel mundial) y si este número figura en la base de datos el dispositivo no se conectará a la red telefónica.
"Los IMEI de los teléfonos robados, en algunos casos, dependiendo de la marca y modelo del equipo, pueden ser adulterados", aclaran en la web de la Enacom.
Se puede obtener más información en el sitio www.enacom.gob.ar/imei.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas