Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
miércoles 15 de junio de 2016

"Era necesario institucionalmente que Mendoza volviera a tener estadísticas oficiales"

El Gobierno de Mendoza puso en marcha el índice de precios al consumidor (IPC) que se actualizó por última vez en el 2010.

Mendoza volvió a medir el índice de precios al consumidor (IPC) y la inflación de mayo fue del 5,09%. A partir de ahora los datos se relevarán mensualmente y son independientes de los que ofrezca el Gobierno nacional. Esta información se ofreció por última vez en la provincia en el 2010 y luego se discontinuó en los sucesivos gobiernos.

El gobernador Alfredo Cornejo, junto con el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Enrique Vaquié, y el equipo de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas, coordinado por Facundo Biffi, presentó ayer en Casa de Gobierno la metodología de medición y los resultados. Los funcionarios destacaron la importancia de recuperar esta herramienta para los mendocinos.

"Era necesario institucionalmente que Mendoza volviera a tener estadísticas oficiales. Pueden no gustarnos, como en este caso, pero es importante que los ciudadanos en una economía de mercado, tengan un índice claro para proyectar sus negocios: sus compras y sus ventas, y esos indicadores son los que nunca el Estado debió haber abandonado", dijo Cornejo.

El IPC recoge datos de 30 mil precios de bienes y servicios con 1.124 informadores, de los cuales 41 son supermercados, hipermercados y mayoristas. Los restantes 1.083 son de los llamados negocios tradicionales, como los mercados de barrio, verdulerías, zapaterías, despensas y el resto de los negocios y servidores que completan la composición del índice. En total, se relevan 353 variedades de bienes y servicios en el Gran Mendoza.

Durante un análisis general de la economía provincial, Vaquié destacó que la inflación es el principal problema a resolver y detalló aspectos que componen la medición obtenida. Indicó que los aumentos de luz y gas no están contemplados en la cifra de mayo, ya que corresponden a la medición que se ofrecerá el mes siguiente.

También explicó que en la inflación de mayo influyó enormemente el aumento del servicio de telefonía (180%), los cigarrillos (49%) y los artículos de belleza (20%). Describió que el transporte también fue determinante y dedicó un espacio aparte a los alimentos y bebidas. Respecto a estos especificó que hubo una considerable suba en las verduras (21%).

Los lácteos también incrementaron sus precios (9%) y de igual modo se comportó el valor de la carne (3,3%) y las bebidas no alcohólicas (10%), las alcohólicas (9%) y los aceites y grasas (4%). Vaquié manifestó que no se puede estimar un acumulado porque no cuentan con esos datos y que esperan para agosto tener el precio de la canasta básica familiar y en octubre el valor de los ingresos para conocer el índice de la pobreza.

El titular de la cartera de Economía admitió que el número obtenido por el equipo de investigadores "es duro, pero real" y sostuvo: "Decir la verdad y plantear las cosas como son es un valor que habíamos perdido". Por eso, destacó que contar con estos índices es la base para generar políticas públicas que den estabilidad, a la vez que permitirán que los privados puedan hacer proyecciones con datos confiables y que la economía se ordene.
Fuente:

Más Leídas