Mendoza Mendoza
domingo 16 de octubre de 2016

En Mendoza también se pueden alquilar amigos por horas

Se hace a través de sitios web. Hay decenas de personas postuladas para dar compañía sin contacto físico a quienes se sientan solos. Cobran desde $150 y garantizan privacidad absoluta

Vivimos hiperconectados y cada día acumulamos más contactos en las redes sociales. Sin embargo, la soledad sigue afectando a muchas personas y podría ser uno de los factores que explican el auge de páginas web que ofrecen opciones para alquilar amigos por hora. La idea no es nueva, lo novedoso es que en Mendoza ya existan candidatos que ofrecen ese servicio.

"Soy muy sociable, divertida, muy buena escuchando y aconsejando. Interesante e inteligente. Me adapto fácilmente a distintas situaciones. Muy buena compañera de viajes y de actividades. Me encanta cocinar", describe Gis (31) en su perfil de la plataforma on line Alquilá un Amigo (www.rentafriend.com), una de las más grandes a nivel mundial.

Otro de los mendocinos que se ofrecen como amigo es Gerardo (49). "Soy una persona muy amable, respetuosa de las costumbres de la gente y de mente abierta, con ganas de vivir la vida. Me encanta la vida al aire libre, recorrer lugares y conocer gente nueva. Soy un apasionado de la actividad física, el deporte, el baile y comer con amigos es un pasatiempo muy agradable", dice.

Rodrigo (27) se incorporó recientemente y resalta ser alguien que le "encanta escuchar y dar consejos". Está abierto a hablar de cualquier tema, especialmente de astronomía, economía y política y dice organizar salidas inolvidables. Estos son sólo algunos de los candidatos que podrán conocer quienes se animen a contratar estos servicios.

Los valores dependen de cada plataforma. La más popular cobra U$S25 ($380) para poner en contacto a los interesados con cualquiera de las personas de su catálogo. Asimismo cada uno de los amigos en alquiler cobran desde U$S10 ($150) por hora de amistad. Aclaran que muchos de estos postulantes son capaces de renunciar a los honorarios porque también están buscando amigos.

Todos los gastos que surjan del encuentro corren por cuenta del cliente. Un aspecto que destacan los dueños de la página para evitar confusiones es que sólo se trata de compañías sin contacto físico permitido. Aseguran privacidad respecto a todo tipo de datos y se puede ser "amigo" anónimamente.

"Los amigos nunca verán su nombre, correo electrónico o información personal. Nunca recibirá ningún correo o llamadas telefónicas de nosotros. Respetamos sus preocupaciones sobre la privacidad y aseguramos que su información nunca será compartida ni vendida a nadie", aclaran a los usuarios.

Especialistas critican la controvertida idea de querer pagar por afectos
¿Se puede pagar por amistad? Según los especialistas consultados, habría que aclarar que se puede comprar el tiempo y compañía de una persona, pero los afectos genuinos no son bienes comerciables, por más que el mercado o las empresas se empeñen en querer venderlos. En su opinión, pagar por amistad es una fantasía ya que en estos lazos juegan otros valores.

"La psicología social no tiene un desarrollo sobre las nuevas tendencias originadas por la virtualidad, lo que sí tiene es una postura clara sobre las formas de consumo que impone el sistema capitalista. El mayor individualismo que genera este sistema obstaculiza el poder encontrarnos con el otro", explicó la psicóloga social Érica Maya Rosini (36).

Para esta corriente psicológica, agruparse es sinónimo de salud mental. El encuentro permite que las personas puedan realizarse. "Pienso que actualmente los estilos de vida nos tienen más aislados y las antiguas formas de vincularse se han ido modificando. Nuestro país se caracteriza por tener fuertes lazos familiares y amistosos", señaló Rosini.

"Es triste pensar que alguien no tiene un amigo y debe alquilarlo. Me parece un oportunismo económico. El final de una cadena en la que primero te aíslan haciéndote trabajar todo el día, preocupándote, quemándote la cabeza con problemas de todo tipo, para concluir volcando tus relaciones a una red social", señaló la profesional.

La socióloga Lorena Gordillo (40) explicó que construir vínculos en esta sociedad es muy complejo. "Creo que en esta tendencia queda reflejada la fragilidad de las relaciones contemporáneas y la superficialidad de los encuentros cuando estos se mercantilizan. La amistad debería estar rodeada de afectos, emociones, compromiso y dejar de lado todo aquello que tiene que ver con el intercambio de mercancía", dijo.

"Habría que analizar si a la larga este tipo de consumo es saludable para las personas. Pero está claro que forma parte de un momento histórico y cultural posmoderno y debería reflexionarse con una mirada que incluya el reconocimiento de una sociedad dividida en clases, ya que no cualquiera puede acceder a la propuesta", destacó.

Gordillo indicó que no se puede eliminar la soledad pagando y eligiendo compañía por un catálogo. "En esto hay comodidad y rechazo por la diferencia. Los amigos son personas con las que tenemos empatía, pero también con las que no coincidimos y esa cualidad es al mismo tiempo lo que nos enriquece y aleja de la pobreza subjetiva", recalcó.

"Lo que buscan estas empresas es redefinir a su modo el concepto de amistad. Considero que la apuesta tiene que seguir siendo el buscar el vínculo cara a cara, que es lo que nos va a salvar del individualismo. La gente sola aún tiene espacios y redes de contención en donde puede recuperar la amistad", concluyó .
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas