Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
martes 21 de junio de 2016

En los primeros seis meses del año se labraron 55 mil multas por infracciones viales

Son datos de la Policía Vial de Mendoza. Hay cinco mil actas más que en los primeros seis meses del 2015. La mayoría es por faltas graves y gravísimas.

En un año, las multas por infracciones viales en Mendoza aumentaron considerablemente por el cambio de estrategia en los controles. Antes se los hacía sobre todo en las rutas, pero ahora se mudaron también a las zonas urbanas, en donde se encontraron con una ensalada mixta de infractores para todos los gustos.

Sólo en los primeros seis meses de este año se labraron cerca de 55.000 actas de infracción, pero si se toma el período entre junio 2015 y junio de 2016, hubo 5.000 más que en el mismo período un año atrás.

Según el comisario Gabriel Pereyra, jefe de la Policía Vial, la mayoría de las infracciones que se constatan es por faltas graves y gravísimas relacionadas al no uso de normas de seguridad: los conductores no llevan las luces bajas encendidas, no usan el cinturón de seguridad, hablan o usan el teléfono celular mientras manejan, se adelantan en doble línea amarilla, no respetan el disco pare ni los semáforos. Todo lo que parece obvio y aprendido, pero que a la hora de estar frente al volante no parece ser tan así y hace que terminen multados.

"Se han incrementado los controles pero contamos con los mismos recursos . En estos momentos tengo 27 puestos en el operativo de Regreso a Casa", explicó Pereyra sobre cómo fue que aumentó la cantidad de infracciones detectadas.

El comisario afirmó que también introdujeron un cambio en la metodología de los controles. "Los hemos duplicado en los cascos céntricos y centros urbanos, excepto en donde tienen policías viales municipales como Ciudad, Godoy Cruz y Luján de Cuyo", comentó el jefe vial.

"Esto pasa por una cuestión de conciencia. El tema del cinturón de seguridad es una infracción común aunque a nivel país en Mendoza es en donde más se usa. Hay que empezar a educar a los chicos en las escuelas, tratar de que la educación sea una materia más en la currícula escolar sobre todo en la primaria y en el caso de los secundarios también", aseguró Pereyra.

El funcionario afirmó que este mayor número de controles y de multas no persigue en sí mismo un fin recaudatorio sino que apuntan a la prevención, pero que el correlato de cometer una infracción a la ley es, obviamente, pagar una multa.

Fin de semana agitado
El comisario a cargo de la Vial sostuvo que en este fin de semana extralargo la policía hizo 58 actas de infracción por alcoholemia, sin embargo, según Pereyra, el número de conductores alcoholizados no ha crecido en este último año. Por infracciones graves y gravísimas se hicieron 346 actas y se retuvieron 83 licencias.

"Vamos a seguir en este camino y lo vamos a tratar de mejorar; queremos tener más radares para el control de velocidad, porque las faltas más reincidentes son las de exceso de velocidad", aseguró.

Cornejo busca tercerizar el cobro
Así como hay más multas, también hay más infractores que las tienen que pagar. El Estado tiene que cobrar $500 millones en actas impagas y por eso el gobernador Alfredo Cornejo anunció este mes que piensa tercerizar el cobro.

Según el gobernador, la gran cantidad de deudores surge por la falta de control y la mala organización del aparato estatal y la idea es que sean cobradas rápidamente.

Por lo tanto, los equipos técnicos ya se encuentran elaborando un nuevo sistema para mejorar el control de las actas viales y así salir a buscar a los deudores. Las licitación se realizaría en las próximas semanas.

Hasta ahora, sólo el 30% de los multados paga y más del 50% de las infracciones prescriben, esto es, caduca el plazo legal para reclamar su cobro.

-No más alcoholizados. Según los datos de la Policía Vial, de las 55.000 multas, unas 1.300 corresponden a infracciones por exceso en el consumo de alcohol, lo cual está en el "promedio".

-A cuidarse. El objetivo de tercerizar el sistema de cobro es poder agilizarlo y así amedrentar a los infractores para que no reincidan y cumplan con normas viales básicas, como usar el cinturón de seguridad o prender las luces.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas