Mendoza Mendoza
sábado 09 de abril de 2016

En 4 días, murieron en Mendoza 5 pequeños en distintas tragedias

Dos de las víctimas fallecieron ahogadas; un chico, aplastado por un portón; otro, afectado por una descarga eléctrica, y una nena perdió la vida en un incendio.

En cuatro días murieron en Mendoza cinco niños, en distintas situaciones. Dos fallecieron ahogados, uno en San Rafael y el segundo en General Alvear; otra de las tragedias ocurrió en San Martín, donde un chico se electrocutó; en Ciudad el incendio de una vivienda se cobró la vida de una beba, y en Luján un pequeño fue aplastado por un portón.

Bajo el agua

El martes pasado en General Alvear, Thiago Emanuel Bustos (2) cayó a un canal en El Desvío y pese a haber sido rescatado por personal de la policía y trasladado de urgencia en una movilidad de la fuerza, ingresó al hospital Enfermeros Argentinos sin vida. El lamentable incidente ocurrió en la siesta, en las inmediaciones de Chapeaurouge y Santa Fe.
De acuerdo con el relato policial, el pequeño se perdió por unos instantes de la vista de su madre, se alejó unos metros de la humilde vivienda y cayó al cauce de riego que pasa por detrás de la propiedad. Inmediatamente, la mujer pidió ayuda al 911 y a unos 20 minutos del inicio de la búsqueda encontraron el cuerpo del pequeño que había sido arrastrado por la corriente.
A unos 70 metros de la vivienda de los Bustos, uno de los efectivos observó a Thiago y sin dudarlo, se zambulló al agua para rescatarlo, mientras los compañeros solicitaban de manera desesperada la presencia de una ambulancia. Primero, la policía, y luego, los profesionales en la guardia del hospital hicieron lo imposible para reanimar al chico, pero todos los esfuerzos resultaron en vano.
Del mismo modo, una niña de 4 años falleció ahogada tras caer a una acequia en Pueblo Diamante, San Rafael. La criatura había sido salvada gracias al rápido accionar de policías y al esfuerzo de médicos del hospital Schestakow durante la noche del jueves, pero murió en la madrugada de ayer.
El hecho ocurrió el jueves por la tarde en Ortiz de Rosas y Pichincha tras la fuerte tormenta que azotó al Sur de la provincia. En un momento dado la pequeña desapareció de la vista de la mamá, que estaba ocupada sacando agua de la casa y fue encontrada flotando en la acequia, en el frente de la vivienda.
Los policías que acudieron al lugar tras el aviso al 911 la trasladaron rápidamente en un móvil al hospital y en el camino fueron reanimándola. A pesar de los esfuerzos médicos, la nena falleció. "Los médicos le hicieron reanimación durante unos 50 minutos", contó el comisario Horacio Juri.

Fatalidades domésticas

Otro terrible hecho sucedió en San Martín, el miércoles en horas de la tarde cuando un niño murió por un golpe de corriente. El chico de 10 años agarró un cable y recibió una descarga eléctrica. El hecho tuvo lugar cerca de las 17 en el barrio Palmira Crece, ubicado en la localidad homónima del Este mendocino, según indicaron desde el Ministerio de Seguridad.
Un grupo de obreros se encontraba trabajando en la planta alta de una casa. En ese momento, Joaquín Plaza subió al lugar y agarró un cable, que le dio una fuerte descarga y lo electrocutó. El pequeño fue trasladado de urgencia al hospital Perrupato, pero se descompensó en el camino e ingresó sin signos vitales cuando llegó al centro asistencial.
En tanto, en el barrio San Martín, de Ciudad, una niña de 3 años perdió la vida en la tarde del jueves tras un incendio. El trágico suceso ocurrió a las 19.30, en la casa 31 de la manzana 30. En el lugar hay una vivienda interna construida en el patio que comenzó a arder por motivos que aún se investigan. Dos menores de edad se encontraban en el lugar al momento del siniestro.
Se desconoce si había algún adulto cuidándolas. Según información del Ministerio de Seguridad, un niño de 4 años pudo escapar por sus propios medios, pero su prima no tuvo la misma suerte. Kiara Bravo sufrió quemaduras de consideración y fue trasladada al hospital Lagomaggiore, aunque llegó sin vida al centro asistencial.
Finalmente, el último de los casos que se dieron a conocer ayer fue el de un niño de 10 años que murió horas después de que se le cayera un portón encima.
El accidente ocurrió alrededor de las 20.30 del jueves cuando el chico se encontraba en su casa, en el barrio El Casco, de Luján. Estaba con su madre y el portón se descolgó y se le cayó encima.
Inmediatamente después unos vecinos médicos le prestaron los primeros auxilios y lo trasladaron al hospital Notti, donde quedó internado en terapia intensiva por traumatismo ocasionado por el aplastamiento.
Sin embargo, durante la mañana de ayer el chico perdió la vida lamentablemente.
Fuente:

Más Leídas