Mendoza Mendoza
lunes 29 de febrero de 2016

El SUTE y el gobierno escolar miden fuerzas ante el paro

El nivel de acatamiento será clave en el desenlace del conflicto por el aumento salarial. El gremio apuesta a seguir negociando y la DGE, a avanzar con el ítem aula

De la contundencia del paro docente convocado para hoy depende en gran medida el desenlace que tenga el conflicto salarial en Educación. Y tanto el SUTE como el gobierno escolar lo advierten. Por esto, durante todo el fin de semana una y otra parte en pugna movieron las piezas como si fuera un ajedrez.

Desde la DGE, a través de la Dirección de Recursos Humanos, distribuyeron un memorándum para que hoy mismo los directivos de todas las modalidades y todos los niveles escolares comuniquen a través del SIGA (Sistema de Información de Gestión Administrativa) la asistencia de los docentes. Además, se les informó que serán enviados inspectores para medir in situ el impacto del paro.

Si bien esto es una potestad del gobierno escolar, lo cierto es que en paros anteriores las novedades se comunicaban vía telefónica a través de la supervisión. Del mismo modo, el gremio hacía lo propio, pero no se registraba nominalmente al docente, sino que se comunicaban las inasistencias mensuales cuando correspondía para hacer las liquidaciones.

Esta actitud despertó más de-saprobación de los docentes, reflejada en cientos de comentarios colgados en redes sociales, y dio pie al SUTE para cuestionar públicamente lo que considera una intimidación para evitar que maestros y profesores adhieran a la medida de fuerza de hoy.

"El plenario repudió cualquier tipo de persecución de parte de la DGE hacia los trabajadores que adhieran", dijo Liliana Chávez, secretaria gremial del SUTE.

Desde la dirección comandada por Jaime Correas lo negaron rotundamente: "Es sólo para hacer las constataciones necesarias", precisaron.

Pero el SUTE tampoco se quedó quieto, recordándole al personal jerárquico, como directores, vicedirectores y supervisores, que tienen derecho a huelga, aclarándoles que no tienen obligación de abrir el colegio durante la jornada, ya que sólo deben avisar a los padres –con un cartel bien legible en la puerta– que los trabajadores del establecimiento están de huelga.

De hecho, fue una de las inquietudes planteadas durante el plenario provincial realizado el viernes pasado. Allí se distribuyó un documento para aclarar todas estas dudas, donde se explica que "el derecho a huelga lo debe garantizar el gobierno escolar" y que si un trabajador no adhiere al paro "debe dirigirse a las autoridades de su nivel y modalidad".

Asimismo, ATE Educación se sumó a la convocatoria, aunque no se sienta a la mesa de negociaciones paritarias, colocando en varias escuelas donde tiene delegados carteles invitando al paro y movilización que el SUTE organizó para hoy a partir de las 10.

Los docentes partirán desde Godoy Cruz y Patricias Mendocinas hasta la explanada de Casa de Gobierno, sin cortar el tránsito y así evitar el protocolo antipiquetes.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas