Mendoza Mendoza
domingo 03 de abril de 2016

El robo hormiga, uno de los flagelos de la playa San Agustín

Si bien gran parte del perímetro cuenta con pared, alambrado y refuerzo con alambre de púa, un sector no tiene esa protección, por lo que se tomó la decisión de levantar una pared de vehículos

A cada vehículo que ingresa a la playa de secuestro San Agustín se le realiza una inspección completa para conformar su legajo. Como cada auto y cada moto son diferentes, y teniendo en cuenta que son más de 19 mil los que allí esperan, se realiza un registro en papel y otro digitalizado, para que a la hora de la búsqueda del rodado no sea tan complicado ubicarlo.

"El registro no es sólo en el papel documental sino también en un buen sistema informatizado con el que contamos, que permite consultar por un auto o una moto y rápidamente saber en qué sector se encuentra. En ese aspecto está organizado y sabemos sobre cada vehículo a órdenes de quien está, es decir quién fue el que dispuso esa guarda", informó el director de Seguridad Vial, Oscar Hómola.

La mayor complicación con la que deben lidiar día a día quienes allí trabajan es con la obligación de que al momento en el que un titular llega a retirar su vehículo no debe faltar ninguna pieza en comparación con el ingreso.

"La seguridad es un tema complicado. Se hicieron algunas obras como un paredón en el sector sur pero tendrías que hacer la Gran Muralla China para que no ingresen personas. Tenés el robo hormiga, van y sacan un foco, un espejo, cosas pequeñas pero que al momento de la entrega deben estar".

Si bien gran parte del perímetro cuenta con pared, alambrado y refuerzo con alambre de púa, un sector no tiene esa protección, por lo que se tomó la decisión de levantar una pared de vehículos, en su gran mayoría móviles policiales en desuso, para tratar de impedir el ingreso de los malvivientes.

Hómola asegura que en los tres meses que llevan de gestión debieron afrontar varios hechos que terminaron en delincuentes detenidos pero, como se lo considera tentativa de hurto, o de hurto agravado si el sujeto escaló o rompió algo, a las pocas horas salen el libertad.

"Generalmente, los agarramos en la noche, pero al otro día o a media mañana los ves que están de nuevo en la puerta mirando. Se te están riendo, es la verdad".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas