Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 17 de octubre de 2016

El rey de La Salada acusa también al Gobierno de Mendoza

Jorge Castillo, titular de la feria, acusó a la Municipalidad de Santa Rosa y agregó: "Creo que está metido el Gobierno de Mendoza".

"Quieren quedarse con el Megapolo". El titular de La Salada, Jorge Castillo, cargó nuevamente contra la Municipalidad de Santa Rosa y dijo que le pone obstáculos "para que me vaya y quedarse con la feria".

Agregó: "Creo que está metido el Gobierno de Mendoza en todo esto, porque a todos los funcionarios que rodean a la intendenta Trigo los puso el gobernador y si el Gobierno provincial o el señor Cornejo quiere que me vaya, que se lo diga a la gente".

Castillo hizo este análisis, apoyándose en una nota de Diario UNO, en donde se citó una declaración de Marcos Nuarte, contador a cargo del área de Hacienda de Santa Rosa, quien dijo: "Si Castillo se va, podemos analizar la posibilidad de comprarle la feria y administrarla desde la Municipalidad".

El funcionario lanzó esta posibilidad ante unas 40 personas que trabajan en La Salada de Cuyo y que se habían movilizado hasta la sede municipal, reclamando por la continuidad de la feria y asegurar así sus puestos de trabajo.

Castillo respondió, entonces: "No quieren que me vaya porque están en desacuerdo con La Salada o porque defienden otro sistema de comercialización o porque la obra tiene problemas técnicos o porque no pago impuestos, como lo afirman ante los medios. Quieren que me vaya porque se quieren quedar con Megapolo. Ese es el verdadero motivo", dijo el empresario.

Castillo agregó: "En un principio, cuando nada había, las autoridades de turno de Santa Rosa me ofrecían de todo para que invirtiera. Hoy, con el resultado a la vista, las autoridades de turno me quieren afuera. Quieren adueñarse de lo que logré generar con la ayuda de cientos de trabajadores, muchos de ellos santarrosinos. El resultado cambió todo. No hay dudas de ello. De haber sido un fracaso, nadie hablaría del Megapolo. Y yo sería un pobre iluso que tiró millones a la basura por pretender hacer funcionar un paseo de compras en medio de la nada".

Secuencia
La Salada de Cuyo se instaló en Santa Rosa hace tres años. El entonces intendente, Sergio Salgado, le extendió una habilitación provisoria para que la feria montara las tiendas en el predio que había comprado Castillo, mientras se construía la nave definitiva. Además, entre las partes acordaron que la Comuna no le cobraría tasas a cambio de que el estacionamiento fuera administrado por la Municipalidad.

Pero el acuerdo se rompió a comienzos de este año, cuando Salgado todavía era intendente, aunque ya lo acosaban las denuncias. El entonces jefe comunal comenzó a reclamarle a Castillo una supuesta deuda millonaria.

Entonces, el empresario recordó el acuerdo firmado ante el Concejo Deliberante, hecho que fue la base principal del inicio de destitución de Salgado y que no se concluyó, ya que el jefe comunal detenido por orden de la Justicia y renunció, casi en una misma secuencia.

Ya en la gestión interina de la radical Norma Trigo e intentando normalizar la situación de La Salada, el Concejo Deliberante creó una nueva categoría para la ordenanza fiscal y tarifaria, creando el ítem "paseos de compras".

Entre tanto el Ejecutivo comunal comenzaba a pedirle a La Salada que normalizara la presentación de planos de la obra y que normalizara el lugar, para otorgarle después la habilitación definitiva dentro de la nueva categoría.

Además, el contador Nuarte anunció que el Megapolo, a partir de que fuera habilitado, debería pagar $20 millones anuales de tasas, no retroactivas.

Castillo entendió esto como un ataque y dijo que comenzaría a levantar la feria y que cerraría definitivamente el 31 de diciembre.

Otros actores
Pero para agravar aún más el conflicto, doscientos feriantes se unieron en una asociación, compraron un terreno cercano al Megapolo y anunciaron que se instalarían allí.

La asociación se llama Megapolo Mayorista Santa Rosa, está compuesta por feriantes de distintos puntos de Mendoza, algunos de los cuales son santarrosinos y muchos de ellos dicen haber tenido un puesto en La Salada hasta que "recibimos malos tratos, incluso a algunos nos encerraron en una oficina y nos golpeó gente de Castillo".

El dueño de La Salada, dijo sobre estos potenciales competidores que "son alentados" por la propia Municipalidad.

Sostuvo que desde la Comuna "hacen lo posible para incomodarme. El objetivo es que me vaya. Me mantienen hace meses sin energía eléctrica de manera injustificada".

"Me atacan mediáticamente con falsedades con el solo fin de enemistarme con los vecinos de Santa Rosa. Afirman que no pago impuestos, lo cual es falso. Que debo 20 millones en concepto de tasas municipales cuando lo cierto es que hay una ordenanza vigente –aprobada durante esta gestión– que establece un monto 20 veces menor. Alientan a los puesteros que trabajan con nosotros para que se establezcan en otro predio y se conviertan en competencia de Megapolo (...). Saquen sus conclusiones, la mía es que se quieren quedar con el negocio".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas