Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 27 de septiembre de 2017

El radicalismo quiere pelearle San Martín al justicialismo

El domingo el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo caminó las calles del departamento que conduce el peronista Giménez.

Con más o menos holgura, Cambia Mendoza y el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo saben que en octubre ganan en La Paz, Rivadavia y Junín. También saben que en Santa Rosa y San Martín el resultado en las PASO les fue desfavorable y ahora buscan descontar los puntos que el PJ les sacó de ventaja.

El domingo pasado el gobernador Cornejo caminó las calles de San Martín con sus candidatos, entre ellos, el local Luis Petri a la cabeza. La recorrida terminó en un asado en el camping del Centro Empleados de Comercio, que a nivel departamental han sido históricamente radicales no confesos y que a nivel provincial son massistas y parte de Cambia Mendoza.

En San Martín las PASO fueron para el peronismo. Con la activa participación del intendente Jorge Omar Giménez en la campaña, se quedó con 27.639 votos (41,69%), contra los 23.613 votos (el 35,61%), que obtuvo Cambia Mendoza. Son 5.000 votos de diferencia que Cornejo busca descontar.

san-martin-4.jpg
Jorge Omar Giménez.
Jorge Omar Giménez.

Es que en San Martín el gobernador ha hecho una fuerte apuesta. Sus principales candidatos fueron o pretenden ser candidatos a intendentes dentro de dos años: el propio Luis Petri y los médicos Daniel Llaver y Raúl Rufeil, que encabezan la lista a concejales.

Del otro lado están más tranquilos. Incluso, el mismo Giménez sostiene que las legislativas nunca han sido buenas elecciones para el peronismo sanmartiniano, que deben renovar sólo dos bancas en el Concejo y quien lleva las de perder es Cambia Mendoza. Tampoco tiene dudas de que se conservarán esos más de 27 mil votos, 8.000 de los cuales le pertenecen al kirchnerismo y que lo acompañarán, pese a que el jefe comunal ha coqueteado en los últimos tiempos con sectores más conservadores, como el de Urtubey y Massa.

massa.jpg
Sergio Massa.
Sergio Massa.

Santa Rosa, otra batalla
Las PASO en Santa Rosa fueron una elección pareja, pero contra el pronóstico de muchos, quien se llevó el triunfo fue el PJ. Somos Mendoza se quedó con poco más del 35,12% de los votos, contra el 33,17% de Cambia Mendoza. El golpe fue duro para la administración de la novel intendente Norma Trigo.

tia-norma.jpg
Consolidada. La gestión de Norma Trigo, con respaldo del gobernador, otorgó varios meses de calma social, aunque las pretensiones políticas agitan las aguas internas.
Consolidada. La gestión de Norma Trigo, con respaldo del gobernador, otorgó varios meses de calma social, aunque las pretensiones políticas agitan las aguas internas.

La imagen renovadora de Flor Destéfanis cayó bien en el electorado y el peronismo se ha unido tras de esa figura, que por ahora le ha dado buen rédito.

Si bien son sólo dos puntos y Santa Rosa siempre es un departamento incierto, algunos sucesos de los últimos tiempos parecen haber complicado la remontada de la alianza oficialista.

El 20 de septiembre iba a ser inaugurada por el gobernador la red cloacal de la Villa Cabecera. Un día antes un fatal accidente le costó la vida a un operario que trabajaba en la puesta a punto de la obra. Si bien la responsabilidad de lo ocurrido no recayó en la comuna, los vecinos le pasan factura por falta de control.

Para colmo no cayó simpático que la municipalidad haya presentado cuatro vehículos nuevos: dos camionetas y dos autos. Si bien tampoco la compra se produjo con fondos directos de la comuna, se cuestiona que no se haya aprovechado para mejorar la flota que presta servicios concretos.
Fuente:

Más Leídas