Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
miércoles 12 de julio de 2017

El nuevo tablero político tras la partida de los senadores díscolos

El frente de Cornejo perdió fuerza, por ahora. Claves de un cambio que nadie vislumbraba

Los senadores del radicalismo Walter Soto y Raúl Ferrer anunciaron su separación del bloque Cambia Mendoza, porque entienden que no son escuchados cuando deben discutirse temas claves para Mendoza. Palabras más, palabras menos, dicen que se cansaron de ser "escribanos" del gobernador Alfredo Cornejo, aun cuando deben participar en las comisiones y cuando se han introducido cambios en las leyes mandadas por el Ejecutivo.

En resumen, se van "para tener mayor visibilidad dentro del Senado, luego de llevar muchos meses pidiendo esto mismo dentro del oficialismo" sin los resultados que ellos esperaban, según lo expresado literalmente por Ferrer a los medios. Soto prefirió callar pero sin desmentir a su compañero de protesta.

Por supuesto negaron, cada uno a su manera, que la ruptura tuviera que ver con el armado de listas, aunque sí reconocieron que las diferencias internas son de larga data, que hace meses que no mantienen diálogo con el gobernador y que el hastío llegó la semana pasada cuando el mandatario sugirió un ítem banca para frenar el ausentismo en el Poder Legislativo.

Cómo quedan los números
De esta forma, el oficialismo en la Cámara Alta perderá el quórum propio para llevar adelante las sesiones cuando la oposición se ponga dura ante el tratamiento de una ley.

Hasta ahora el bloque Cambia Mendoza estaba integrado por veinte radicales y un aliado, de Libres del Sur, es decir 21 legisladores.

En el escenario donde Soto y Ferrer funcionen como un sector independiente y actúen con la oposición entonces sí sería necesario negociar el quórum.

En cuanto a los votos, tendrían una mayoría muy ajustada, ya que serían 18 radicales y uno de Libres del Sur. O sea :19 votos contra 18 de la oposición, compuesta por los 13 del PJ (no se cuenta a Mario Lingua, que está gravemente enfermo), 1 de Guillermo Amstutz, de Unidad Popular, y las dos bancas del FIT con Noelia Barbeito y Víctor Da Vila más los dos de los separatistas Ferrer y Soto.

Pero como en política nunca está dicha la última palabra, habrá que ver si la separación se concreta formalmente ya que hasta el martes por la tarde la comunicación oficial de la separación no había sido presentada.

Además, habrá una reunión del bloque en la que serán escuchadas todas las inquietudes de los disidentes.

En este sentido, Juan Carlos Jaliff le bajó el tono a la polémica y arriesgó a decir que el problema "tiene solución", que " con diálogo y escuchando a los que piensan distinto" todo se arreglará y la separación no será tal. Por eso, evitó opinar sobre la actitud de ambos senadores de informar su salida antes de conversar puertas adentro del bloque, aunque luego Soto optó por el silencio.

En tanto, obtuvieron media sanción la reforma del Código Procesal Civil, que fue votada por 29 senadores a favor y los 2 del FIT en contra –en ese momento no estaban todos los senadores en sus bancas– y el Plan de Ordenamiento Territorial, que salió con 32 votos a favor y dos en contra de la izquierda.

senado.jpg

La reacción de Cornejo
Como viene sucediendo desde hace tiempo, el gobernador retó a los periodistas por reflejar las opiniones políticas de legisladores, en lugar de hablar de otros temas como el tomógrafo nuevo del hospital Lagomaggiore. De todos modos no tuvo más remedio que responder a las consultas y negó una crisis política en el oficialismo.

Cornejo ofuscado con la prensa

"Los hechos son que tenemos media sanción de dos proyectos muy importantes para Mendoza y eso es lo que yo quería el martes pasado. Ese mismo día tenían una hermosa oportunidad de haber votado esos mismos proyectos y sin objeciones", indicó.

Ante las críticas hechas por Ferrer por la falta de consulta y de votar todo "rápido", señaló que los proyectos de ley "se consultan con mucha gente y tienen una calidad jurídica muy alta".

En tanto le restó importancia a la ruptura. "Ellos son miembros plenos de Cambia Mendoza, fueron electos en el bloque radical, son parte del frente". A la par, se desligó del malestar interno luego del armado de las listas ya que la mayoría de los legisladores no van por la reelección.
Fuente:

Más Leídas