Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 13 de julio de 2017

El nuevo "mapa del agua" de Mendoza

El Departamento General de Irrigación suspendió por 6 meses la recepción de pedidos para realizar perforaciones.

El Departamento General de Irrigación se tomará 6 meses para delinear una normativa nueva para el uso de agua subterránea en Mendoza.

Además, en tres meses decidirá qué hará con de 230 pedidos de autorización para hacer nuevas perforaciones que están pendientes de resolución, en algunos casos desde hace varios años.

De este último grupo, los interesados en seguir con el trámite para tener un pozo tendrán 30 días corridos a partir del lunes próximo para ratificar su intención de obtener el permiso. De lo contrario, se considerará que han desistido de su propósito.

En tanto, queda suspendida por 180 días la recepción de nuevas solicitudes, a modo de poner blanco sobre negro en la asignación de aguas subterráneas.

Los antecedentes
El paquete de medidas anunciadas por el titular del DGI, Sergio Marinelli, intenta ponerles fin a una serie de irregularidades que fueron generando distintas resoluciones sobre el uso de los acuíferos, pero en particular de las derivaciones que tuvo la Nº164 del año 2013, que posibilitaba abrir un pozo para riego en remplazo de otro en desuso y cegado, ubicado en una finca o dentro de la misma cuenca.

marinelli.jpg

Esto produjo que muchos productores, urgidos por las necesidades económicas, les vendieran el derecho a tener otro pozo a empresarios agrícolas, inmobiliarios, etcétera. Entonces, podían encontrarse ofertas en internet por este derecho de entre 80 mil y 300 mil dólares.

Esto ocurrió sobre todo en zonas donde estaba totalmente restringida la autorización para hacer nuevas perforaciones, como el Valle de Uco.

Marinelli explicó que en diciembre quiere tener una normativa que recupere los conceptos de las leyes 4.035 y 4.036, y que garantice que desde enero del 2018 en adelante las perforaciones nuevas sean autorizadas con estrictos criterios técnicos y jurídicos, para evitar los motivos discrecionales que pudieran tener los funcionarios de turno.

zonas-mendoza-agua.jpg

La estrategia
En ese tren, la Dirección de Gestión Hidráulica hizo una zonificación conceptual del estado de todos los acuíferos de la provincia, de manera tal de saber dónde están las zonas con mayor restricción, porqué motivos y dónde hay disponibilidad de agua.

Además, desde ahora, cada vez que sea perforado un nuevo pozo habrá que tener una medidor de caudal, de manera tal de saber si el usuario cumple con la cuota de agua asignada y cuál es el comportamiento del acuífero, ya que no todos tienen los mismos niveles, las mismas calidades y caudales.

Por otra parte, la Dirección de Asuntos Jurídicos será la encarga de revisar cada uno de los 230 expedientes que esperan su resolución, para lo cual se han dado un plazo de tres meses, en los que será aplicado un criterio de Derecho Transitorio, pero siempre basado en las leyes 4.035 y 4.036.

Es decir, serán priorizados los pedidos de acuerdo con el uso: primero si es para población, luego si es por pedido de inspectores de cauce ante una sequía, por pozos que se destruyen, por orden de llegada y ante solicitudes con iguales circunstancias, se analizará qué proyecto productivo es mejor.

Obviamente, una vez otorgados los permisos la nueva reglamentación será sólo para las futuras perforaciones.
Fuente:

Más Leídas