Mendoza - Guaymallén Guaymallén
jueves 20 de octubre de 2016

El nudo de Arenales continúa colapsado y no está previsto que se concreten obras

La Dirección Nacional de Vialidad no tiene dentro de sus prioridades mejorar el trazado en ese eje vial. Mientras, la Comuna sigue trabajando con la Policía Vial

Uno de los ejes vehiculares más importantes de Guaymallén, donde se producen los peores embotellamientos, sigue sin solución.

Se trata del cruce de Arenales y Acceso Este, donde diariamente conviven miles de vehículos particulares, camiones y colectivos. Allí, la municipalidad de Guaymallén está realizando trabajos de reparación sobre la calzada, aunque todavía no logra resolver el colapso del tránsito.

La opinión de los automovilistas es siempre la misma: que el cruce se colapsa en todo momento y más aún durante las horas pico. Además, que la presencia de la Policía Vial ayuda a ordenar, pero no es suficiente para solucionar la problemática.

Ante la consulta de Diario UNO, el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, sostuvo la opinión que tenía al momento de ser electo: "Para descongestionar el tránsito allí se tiene que hacer una obra de infraestructura grande a la altura de Urquiza, equivalente a lo que es el nudo vial de Paso, quizás un poco más pequeña".

Sin embargo, esa obra vial le correspondería a la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), ya que el Acceso Este es una ruta nacional y, por el momento, no está en los planes del organismo concretarla.

Iglesias asegura que ya se hicieron gestiones ante Vialidad. "Ellos entienden nuestra necesidad, pero por el momento, no está entre sus prioridades como sí lo es la ruta 40", apuntó.

Por eso, hasta que DNV decida ejecutar dicha obra, todo seguirá como hasta ahora, con el trabajo de la Policía Vial como único paliativo para los conductores.

Cambios que no funcionaron
Durante la gestión justicialista de Luis Lobos se realizó una prueba piloto con un paquete de medidas que intentarían resolver la congestión vehicular en Arenales y Acceso Este. Sin embargo, después de 12 días de pruebas, el entonces intendente decidió que no se aplicarían y volvería todo a la normalidad.

Aquella vez, se había prohibido el giro a la izquierda, con excepción de quienes transitaban en dirección norte-sur y quisieran tomar el acceso, que podrían hacerlo en la lateral Sur (25 de Mayo) para seguir por allí hasta Urquiza.

Para ello, Rondeau, que es la continuación de Arenales hacia el sur, en el tramo de 25 de Mayo hasta Adolfo Calle, se hizo de una sola mano y se podía circular sólo de norte a sur, impidiendo la llegada de vehículos desde el sur.

La única excepción estaba para los que desearan ir al hipermercado que está ubicado en Rondeau, con un carril diferenciado y también para ambulancias, móviles policiales o bomberos en casos de emergencias.

Además, la lateral norte se hizo doble mano desde Urquiza hasta Avellaneda, donde se restringió el paso en los horarios de ingreso y egreso de los estudiantes del colegio Murialdo.

En la lateral sur se implementó el doble sentido de marcha desde Urquiza hasta Estrada, vinculando el puente de Estrada para salir a Villa Nueva.

Esos cambios implicaron que se cambie el recorrido de la línea 162 del Grupo 8, que antes llegaba hasta el hipermercado y tomaba Arenales. Al haber doble mano, lo que hacía era tomar por 25 de Mayo hasta Estrada y por allí llegaba al hospital Notti.

Todas esas modificaciones estuvieron acompañadas de señalética nueva y pintura en las calles, aunque pronto tuvieron que tapar lo hecho para volver todo a como estaba antes. Desde aquel día, el tránsito en Arenales y Acceso Este sigue sin modificaciones, con colapsos constantes a pesar del trabajo de la Policía Vial.

Repararon una parte con adoquines
La Municipalidad de Guaymallén está reparando la calzada en el cruce más transitado del departamento: el nudo de Arenales. En las zonas más dañadas del suelo se están tapando los baches con adoquines.

"Estamos trabajando con adoquines de buena calidad, interrumpiendo parcialmente el tránsito. Los vecinos están mucho más conformes porque los fastidiamos menos y si el adoquín está bien colocado, dura mucho más que el asfalto", expresó el intendente Marcelino Iglesias.

Además, en el cruce se siguen realizando obras, como la recuperación de los espacios verdes lindantes y el recambio de losas de hormigón.

Los trabajos de adoquinados son encarados de manera preventiva, con el objetivo de evitar que el cruce se continúe desmejorando y llegue el momento en el que haya que cortar completamente el paso de vehículos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas