Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 17 de septiembre de 2017

El mundo de los aparatos que ayudan a llegar bien al verano

Desde tendencias, como los trajes de electrodos, hasta los clásicos, se puede optar por distintos tratamientos. Recomiendan acompañarlos de alimentación saludable y ejercicios y recurrir siempre a centros oficiales.

Si a usted le dio fiaca levantarse temprano para ir al gimnasio en el invierno y prefirió pasar su tiempo remoloneando en la cama o viendo una maratón de una serie, no se preocupe ni sienta culpa. Llegar bien al verano todavía es posible gracias a la tecnología aplicada a la estética y el bienestar. En el mundo de los aparatos para ayudar en la estética hay una gran variedad para elegir de acuerdo con los resultados que se quieran obtener.

De moda: el electrofitness
Popularmente conocido como el "entrenamiento de los famosos", es la reina de las tendencias en este momento. A la persona se le coloca un traje de neoprene negro lleno de electrodos que moverán los músculos mientras hace ejercicio.

Lo novedoso de este sistema es que el traje abarca desde los brazos hasta los glúteos y mientras tanto se realiza una rutina de ejercicios. Las sesiones son de 20 a 25 minutos. En Mendoza una de las franquicias que están en La Barraca ofrece el servicio de ir a domicilio.

Luis Maldonado, dueño de Justbody Mendoza, explicó que el electrofitness se realiza dos veces por semana como máximo con 48 horas de descanso entre medio. "La rutina se arma en base a lo que uno quiere, es sectorizada, estimula muchos planos musculares. Se puede complementar con ejercicio o usarla como único tratamiento, siempre y cuando salgás a caminar dos veces por semana 40 minutos", sostuvo.

Para combinar: thermobike
Aunque parece una especie de nave espacial, es una bicicleta con calor. Luis Maldonado explicó que este aparato psicodélico combina una actividad sin impacto como es la bici fija, intercalada con los beneficios de la luz infrarroja: "Desde la línea media del ombligo hasta las piernas queda todo dentro de la cápsula de luz infrarroja. Son zonas en donde los capilares sanguíneos están más externos. El calor mientras hacés una actividad física hace que tengás una apertura de capilares altísima, transpirás mucho, eliminás toxinas".

Propuestas para evitar las cirugías
Llegaron para quedarse y no han sido destronados: los aparatos de tratamientos estéticos que ayudan a trabajar zonas específicas del cuerpo son un clásico al que recurrir y que permiten no llegar al límite de la cirugía estética.

"Es recomendable que empiecen ahora, son tratamientos relativamente largos, de tres meses, podés llegar perfecto al verano. Tenemos cuatro meses hasta fin de año, se puede hacer un tratamiento completo que genera cambios a nivel estructural. Se aplica en piernas, en abdomen y en brazos, depende de lo que el paciente busque", comentó Lucía Bravin, gerenta de un centro de estética que trabaja con aparatos avalados por la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica). La especialista hace hincapié justamente en este detalle no menor: tener en cuenta dónde se realizarán los tratamientos, porque la oferta es mucha y hay para todos los gustos y bolsillos, pero los riesgos también son muchos.

"Siempre recomiendo que la gente busque centros oficiales, que haya siempre un médico que pueda asesorarlos. Tal vez te ahorraste $2.000 y te hiciste un tratamiento en un garaje de una casa", explicó.
En el centro de estética que dirige trabajan con tres tipos de aparatos y aclaró, nuevamente, que no son milagrosos. "Los ofrecemos como un complemento. A una persona que no hace actividad física no le vendemos el tratamiento. Que sea una excusa para generar nuevos hábitos saludables.
Ofrecemos también actividad física y quedarse al gimnasio y ver a la nutricionista. A la persona con sobrepeso la derivamos al nutricionista, según el sobrepeso que tenga, siempre se aconseja que haga un descenso de peso y que complemente con la actividad física", comentó.

De acuerdo con el perfil del paciente y a lo que se busque se puede realizar un masaje de drenaje linfático mecánico. Esto es que la fuerza del masaje está hecha por la máquina y no por una persona que puede llegar cansada. "Rompe los tabiques de celulitis o adiposidades y se drena por la orina. Se hacen dos sesiones por semanas y son 12 en total. Dura 35 minutos. No tiene efectos colaterales, es distinto a la ultracavitación, que es más agresiva. Esta una sensación suave, no se siente dolor", comentó Lucía. Son ideales para casos de posparto.

"Se venden paquetes completos por las sesiones mínimas que se aconsejan. Inclusive se pueden combinar entre sí: son caros pero los resultados son buenos, van a funcionar", agregó.

Fuente:

Más Leídas