Mendoza Mendoza
jueves 09 de junio de 2016

El justicialismo cambió de planes y aceptó el acuerdo nacional por la coparticipación

El convenio para que el gobierno del presidente Macri devuelva el 15% de la coparticipación ya tiene media sanción. Hubo reticencia de la oposición, pero los intendentes necesitan con urgencia el dinero para gestionar

El acuerdo por la devolución del 15% de los fondos de coparticipación federal que le corresponden a la Provincia y que hasta este año retenía el Gobierno nacional para fondear a la ANSES, ha sido en las últimas dos semanas la clara muestra de que el FPV como oposición "ladra, pero no muerde". Es que hasta cerca del mediodía, el no al tratamiento del proyecto enviado por el Ejecutivo era rotundo. El bloque peronista iba a bajar al recinto a pedir que se retrasara el debate una semana más.

Sin embargo, fue en cuestión de minutos, y de dos reuniones de por medio –una entre los miembros del PJ y otra entre el oficialismo– para que la posición opositora se modificara.

Fuentes del PJ aseguraron que los intendentes, acuciados por la situación financiera y los estragos que ha ocasionado un mes de lluvias incesantes en la provincia, le bajaron el pulgar a la idea de dormir el proyecto.

Esto hizo que antes de las 13, los diputados tanto del peronismo como del FCM, se ubicaran en las bancas para votar a favor de la iniciativa del Gobierno, con apenas una modificación.

Qué se modificó
El pequeño cambio que se realizó a la idea que provenía del Ejecutivo fue en el texto del artículo dos. Entonces, se dejó aclarado que el dinero podía ser utilizado en forma autónoma por los jefes comunales, es decir, que les permitiesen a los intendentes usarlo, también, para gastos corrientes. Esto porque en un principio, era sólo para obra pública y compra de bienes de capital.

Además, se le agregó un plazo de 90 días para que una vez recibidos los fondos, se les hicieran llegar a los municipios.

Atrás quedaron los requerimientos de conseguir montos mayores para las comunas o la recepción de la totalidad del dinero que se otorgará a los municipios en el lapso de cuatro años, puesto que a través de este goteo, no se podrán encarar grandes proyectos de infraestructura, por ejemplo.

Cambio de planes
Algunos legisladores peronistas no estaban de acuerdo con sus intendentes por la postura que tomaron, otros ni siquiera tienen una voz de mando en los departamentos a quien responderle.
Pero las reuniones se sucedieron entre el martes en la tarde y ayer por la mañana.

Reuniones que tuvieron como objetivo hacer llegar a los parlamentarios una bajada de línea, que a su vez, había sido recibida por los caciques: si no hay ley, no hay plata ni para tapar los baches. Desde esta perspectiva, el FPV aceptó dar tratamiento a la iniciativa de Cornejo y Macri.

Cuando llegó el momento de la sesión de tablas, todo estaba encaminado: ya se había decidido darle el OK al Ejecutivo, con la condición de que se cambiaran los términos del artículo dos.

"No creemos que sea un gran beneficio para los municipios, pero agradecemos que se realice el cambio pedido al radicalismo", sostuvo Cofano y agregó: "Nos hubiera gustado trabajarlo con más detenimiento en comisiones". En el mismo sentido, Biffi agregó: "Creemos que hoy estamos viviendo un día histórico: la devolución del dinero que Nación descuenta hace 24 años. No hay que verle la parte negativa a este convenio tan positivo, esto es parte de una costumbre argentina nostalgiosa y tanguera, pero es conveniente para los intendentes y para el Gobierno provincial", subrayó.

Un voto en contra en el frente
El oficialismo tuvo también su anécdota. El legislador Marcos Niven, del PD –partido que juega dentro del frente oficialista– votó en consonancia con el FIT. Ambos partidos, aunque en posiciones ideológicas antagónicas, acordaron no apoyar la iniciativa porque hacía crecer la deuda provincial, sin asegurar que se usaría para obra pública.
Fuente:

Más Leídas