Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
jueves 20 de julio de 2017

El joven de la Franja morada que hizo enojar a Alfredo Cornejo

"Me preocupa que se cumpla con la ley de Memoria Activa y no el enojo de Cornejo", respondió Leandro Boverman al encono del gobernador

A veces, un acto en la vida define a una persona, la expone de una manera impensada y la ubica en un lugar que quizá nunca pretendió ocupar.

Así le pasó a Leandro Boverman, un joven de apenas 20 años, estudiante de Derecho en la UNCuyo, que participa en la facultad con Franja Morada (el grupo insignia de la juventud radical), que también es representante de la juventud judía mendocina y cuyo padre, de activa militancia en la UCR hasta hoy, fue ex legislador entre 1983 y 1987.

Fue el martes en la mañana, cuando Boverman reclamó en su discurso el cumplimiento de la ley 7415, vigente desde 2005, con el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo presente, durante el acto del aniversario por el atentado a la Amia (Asociación Mutual Israelita Argentina) .

La norma obliga a las escuelas de Mendoza a realizar jornadas de reflexión sobre los valores de la vida y la tolerancia religiosa e interracial durante la fecha en que se cumple el ataque terrorista del año 94'.

La demanda del joven en el medio del acto no le gustó a Cornejo que se enojó y se fue sin dar su discurso.

El fastidio del gobernador y su retirada dio el golpe inesperado: puso a Leandro Boverman en la primera plana de los medios sin que el joven lo hubiese buscado.

"Me preocupa que se cumpla la ley de Memoria Activa y no si el gobernador se enoja o se va, eso me es indiferente", aseguró Boverman en una entrevista a Diario UNO, horas después del inesperado incidente institucional que lo había puesto en las noticias.

cornejo.jpg

El muchacho señaló que nunca tuvo la intención de ofender, ni de poner incómodo al gobernador.
Y explicó porqué hizo ese reclamo: "Insistí con el tema porque ya lo había planteado el año pasado en el mismo acto y ante las mismas autoridades y no se ha aplicado".

Boverman no ocultó su extrañeza por la reacción del gobierno. Y recordó que "el martes tuve la oportunidad de hablar en nombre de la juventud de mi comunidad, como ya le he hecho dos veces en los dos años anteriores para este mismo acto. El año pasado hice este reclamo cuando me tocó hablar y luego el gobernador dio su discurso sin problemas ni cuestionar nada".

Leandro precisó, eso si, que el modo de la demanda esta vez fue diferente: "El año pasado, planteé el tema en el acto, dije que estaría bueno que se trabajara en esta ley pero no pasó nada. Entonces este año fui más vehemente, recordé que había una ley vigente y que se estaba incumpliendo".

Volviendo a repasar la situación, evaluó que no había hecho nada que mereciera tal reacción.

"Para mi el medio que yo usé estuvo bien, en la comunidad hay mucho pluralismo, jamas se les ocurrió pedirme el discurso antes para saber que iba a decir".

También puntualizó que nunca se dio cuenta que el gobernador se había ido del acto hasta que luego del y la de otra referente de la comunidad judía, el locutor oficial anunció la conclusión del mismo sin que Cornejo hubiera hecho uso de la palabra.

Leandro-Boverman-2.jpg
Extrañado. Boverman se sorprendió por la reacción del Ejecutivo, ya que en 2016 reclamó lo mismo en el mismo acto.
Extrañado. Boverman se sorprendió por la reacción del Ejecutivo, ya que en 2016 reclamó lo mismo en el mismo acto.

"No creo que haya prejuicios"
A la hora de buscar una respuesta de porque la ley 7415 de Memoria Activa que ordena las jornadas de reflexión en las escuelas no es aplicada por el gobierno y la Dirección General de Escuelas, Leandro Boverman descartó por completo que haya algún tema ideológico de por medio.

"No creo que haya prejuicios ni nada por el estilo" respondió ante el interrogante y por el contrario señaló que "lo reclamamos el año pasado y aunque estaban ahí, creo que pasó desapercibido, entiendo que se les pasó el tema porque no lo seguimos reclamando después de aquella vez hasta que vino este nuevo acto".

Enfatizó que "hay una realidad y es que la mayoría de los ministros desconocía la ley de Memoria Activa. Entiendo que nadie que asume en un cargo se pone a leer un digesto de 9.000 leyes pasa saber todo lo que está vigente, por eso lo que hice en este acto fue recordarlo".

Sobre la propia norma, el joven remarcó que lo que se debe de hacer cada 18 de julio en las escuelas son jornadas de reflexión a partir del atentado a la Amia que opera como un disparador.

Recalcó que "en la ley está implícito por la fecha que tiene que ver con la Amia pero la norma es más abierta y lo que busca es abordar una temática de valores".

Explicó que "en esas jornadas creo que se debe hablar del valor de la vida por encima de cualquier cosa, incluso de la ideología y la fe, el debate de los modelos mentales de porqué un individuo comete un atentado, el valor de la tolerancia, del respeto por el otro y de que no puede haber impunidad".

amia4.jpg

Fuente:

Más Leídas