Mendoza - Guaymallén Guaymallén
martes 25 de julio de 2017

El hotel alojamiento La Luna ya lleva 11 semanas clausurado

La municipalidad le encontró fallas en el sistema de seguridad contra incendios. El dueño dijo que ya arregló todo y pide celeridad al municipio para reabrir

El 11 de mayo el hotel alojamiento La Luna, en Guaymallén, fue clausurado luego de una inspección municipal en la que se determinó que no cumple con ciertas condiciones edilicias para protegerse contra incendios.

Concretamente la municipalidad exige planos de obras realizadas por la empresa para evaluar que los matafuegos, señalizaciones, luces de emergencia, llaves de corte y calderas estén en regla con lo que exige la ley nacional 19.587 de Higiene y Seguridad.

La directora de Mantenimiento y Seguridad Industrial del municipio guaymallino, Fabiana Aruta, aseguró a Diario UNO que no se han presentado los planos de obra con las modificaciones que debió hacer el hotel y que, hasta la fecha, La Luna no tiene nada aprobado de lo que la comuna exige. No obstante, aclaró que tal vez en los últimos días haya ingresado la totalidad de las peticiones y que aún no las haya visto, a causa, entre otras cosas, del feriado por el Santo Patrono Santiago.

La funcionaria dijo que el municipio tenía toda la predisposición para que el hotel reabra lo antes posible, dentro de las reglas.

la luna 2.jpg
Foto: Gonzalo Ponce / Diario UNO
Foto: Gonzalo Ponce / Diario UNO


El administrador de La Luna, Enrique de Oto aseguró a UNO que este lunes presentó el último plano de obra, complementario de otra documentación ingresada al municipio el viernes y durante los últimos 20 días. "Llevamos dos meses y medio con este trámite y realmente se nos ha vuelto una pesadilla", comentó.

Luego profundizó: "hemos cambiado las calderas, marcado las salidas, comprado sillas de rueda y hasta una camilla. Por supuesto que nos hacemos cargo de nuestra responsabilidad y hemos realizado las correcciones que nos pidieron. Estamos a derecho, pero necesitamos que el municipio vea los planos lo antes posible e inspeccione urgente: son 15 empleados, 15 familias guaymallinas que viven de esto".

Con respecto a los empleados, de Oto agregó: "El 90% de los empleados son sostén de familia y sin ingresos es muy difícil pagarles el sueldo, lo cual se hace a los ponchazos. Por eso necesitamos reabrir".
Fuente:

Más Leídas