Mendoza - Colesterol Colesterol
miércoles 07 de septiembre de 2016

El Hospital Central organiza las "Cuartas Jornadas Mendocinas de Endocrinología y Metabolismo"

El 10% de la población mundial tiene diabetes y el 42% de los pacientes desconocen su diagnóstico. Por eso se hacen estas jornadas.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deporte de Mendoza, a través del Servicio de Enfermedades Endocrino-Metabólicas del Hospital Central y la Sociedad de Endocrinología y Metabolismos de Mendoza organizan las "Cuartas Jornadas Mendocinas de Endocrinología y Metabolismo".

La actividad tendrá lugar en el auditorium de la Universidad del Aconcagua, el 8 y 9 de septiembre de 9 a 17.30. Es totalmente gratuita y está dirigida a médicos clínicos y pediátricos, entre otros.

Tienen como objetivo lograr un abordaje multidisciplinario en los adolescentes de diabetes tipo 1 y, sobre todo, promover hábitos saludables, consumir productos sanos y realizar una mínima actividad física.

Analía Álvarez, médica diabetóloga, enfatizó el deber de continuar con un trabajo mancomunado entre paciente y Estado, para empezar a tomar conciencia sobre esta enfermedad: "Debemos generar ambiente y promover el debate para inculcar hábitos saludables, hoy el 42% de los pacientes no sabe que tiene diabetes y cuando se diagnostica, ya al menos el 15% puede tener complicaciones crónicas. Hay que trabajar fuertemente porque estamos hablando del 7% de la población nacional".

La inscripción a la jornada puede hacerse en el mismo auditorio de la Universidad del Aconcagua, en Catamarca 147, Ciudad de Mendoza.

Sobre la diabetes
La diabetes en Argentina representa el porcentaje más bajo de la región, junto con Perú y Uruguay: aproximadamente 7 a 8% de prevalencia. El número de mortalidad en nuestro país por diabetes es de 4.630 hombres y 4.810 en mujeres y el número de muertes atribuibles a hiperglucemia es de 10.600 en hombres y 11.650 en mujeres. A nivel provincial, Mendoza se encuentra estable y estancanda, con un porcentaje aproximado de 8 al 9% en la prevalencia de la enfermedad.

¿Qué es la diabetes mellitus?
La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles altos de azúcar en sangre. Una enfermedad crónica es aquella que no se cura pero que, con seguimiento y tratamiento adecuado, la persona con diabetes puede prevenir complicaciones y llevar una vida normal. Se estima que la diabetes afecta a más de 3 millones de personas en el país y, dado que por varios años permanece silenciosa, aproximadamente la mitad de quienes la padecen desconocen su condición.

¿Cuáles son sus causas?
La glucosa es un azúcar que proviene de la digestión de los alimentos que comemos, circula por la sangre y es utilizada por el organismo como fuente de energía. La causa de la diabetes es una alteración en la producción o el funcionamiento de la insulina, hormona fabricada por el páncreas, que funciona como una llave facilitando el pasaje de la glucosa desde la sangre a los órganos y tejidos.

Existen varios tipos de diabetes
En la diabetes tipo 1 no hay producción de insulina. Por lo tanto, el organismo no cuenta con la llave que permita abrir la puerta de entrada de los azúcares a los tejidos. Comienza generalmente antes de los 30 años y su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina.

La diabetes tipo 2 es la forma más común. Si bien suele comenzar después de los 40 años, la enfermedad se observa en forma cada vez más frecuente en jóvenes y adolescentes. Este tipo de diabetes suele ser consecuencia del sobrepeso, la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo. Si bien existe producción de insulina, actúa de forma inadecuada. La llave no encaja en la cerradura, de modo que el pasaje de la glucosa a los tejidos se ve dificultado.

La diabetes gestacional se caracteriza por hiperglucemia (aumento del azúcar en sangre). Aparece durante el embarazo y alcanza valores que, pese a ser superiores a los normales, son inferiores a los establecidos para diagnosticar una diabetes. Las mujeres con diabetes gestacional corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto, y de padecer diabetes tipo 2 en el futuro. Este tipo suele diagnosticarse mediante las pruebas prenatales, más que porque el paciente tenga síntomas.

En consecuencia, a través de cualquiera de los dos mecanismos (diabetes 1 y 2), la glucosa se acumula en la sangre y los órganos se quedan sin combustible para su funcionamiento. El aumento del azúcar en sangre por encima de valores normales se denomina hiperglucemia. La hiperglucemia sostenida y sin tratamiento puede dar lugar a complicaciones en diferentes órganos, como los ojos, riñones, corazón, arterias y pies, entre otras.

¿Cómo se detecta la diabetes?
El diagnóstico de diabetes se realiza mediante la determinación de glucemia en ayunas en sangre venosa. La determinación en sangre capilar (punción en la yema del dedo) es útil para la supervisión del tratamiento en las personas que reciben insulina, pero no se recomienda como método diagnóstico.

¿Cómo se presenta la enfermedad?
La diabetes puede presentarse por varios años de manera silenciosa. Esto significa que a veces no presenta síntomas, pero con el tiempo pueden aparecer:

Tendencia a infecciones en la piel.
Aumento de la sed.
Pérdida de peso.
Aumento del apetito.
Aumento de la producción de orina.
Sequedad de boca.

Existen algunas situaciones que aumentan el riesgo a desarrollar la enfermedad:
Tener más de 45 años.
Padres o hermanos con diabetes.
Obesidad o sobrepeso.
Hipertensión arterial.
Enfermedad cardiovascular.
Colesterol elevado.
Diabetes durante el embarazo.
Mujeres con hijos nacidos con peso mayor a 4,5 kg.

¿Cómo se puede prevenir la diabetes?
Aumentar el consumo de frutas y hortalizas.
Evitar los alimentos con alto contenido en sodio (fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, quesos, etc.)
Cocinar sin agregar sal. Remplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos.
Realizar 6 comidas diarias: 4 principales y 2 colaciones.
Consumir carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana.
Cuidar el cuerpo y evitar el sobrepeso.
Sumar al menos 30 minutos diarios de actividad física de manera continua o acumulada: usar escaleras, caminar, bailar, etc.
Y, muy importante, no fumar. Incluso pocos cigarrillos por día son muy dañinos para las arterias, en especial para las personas con diabetes.

Para tener en cuenta
Las personas con diabetes tienen mayor riesgo de presentar niveles elevados de colesterol, hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares. La prevención y control de estos factores son un aspecto fundamental del tratamiento de esta enfermedad.

Tratamiento
Se basa en cuatro pilares:

Plan de alimentación saludable.
Actividad física.
Tratamiento farmacológico: medicación vía oral o inyecciones de insulina, y otros dependiendo de los factores de riesgo asociados.
Educación diabetológica: incorporar conocimientos acerca de la enfermedad y las estrategias para los cuidados cotidianos es un componente esencial del tratamiento de la diabetes y otras enfermedades crónicas.

Fuente: Prensa.Mendoza.Gov.ar

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas