Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 27 de mayo de 2016

El gobierno explicó en la Legislatura el acuerdo para la devolución del 15% de la coparticipación

Es el dinero que se quedó el Estado nacional desde 1992 para financiar la Anses

Los ministros de Hacienda, Martín Kerchner, y de Gobierno, Dalmiro Garay, llegaron a la Legislatura de Mendoza con la intención de mostrar los beneficios del acuerdo al que arribaron con el Gobierno nacional. Se trata de la devolución del 15% de los fondos de la coparticipación federal que se descontaban a las provincias desde 1992 para financiar la ANSES.

El punto es que la devolución, que se hará en forma escalonada del 2016 al 2020, comprende un porcentaje en dinero y otro en crédito. Y para que éste llegue, no sólo al Ejecutivo mendocino sino a los departamentos, la Legislatura tiene que dar el sí, y ese sí implica los dos tercios de los votos de ambas cámaras, como todos los proyectos que contienen endeudamiento. En términos políticos, el oficialismo esta vez necesita de la oposición y el FPV ha decidido empezar a jugar como tal, razón por la cual más importa el proceso que el resultado final. Es decir que más allá de que terminen aprobando el nuevo pedido de toma de crédito, lo que hará el FPV es marcarle el terreno a Alfredo Cornejo y, al menos, imponer condiciones.

Qué pide el Ejecutivo
Lo que fueron a proponer Kerchner y Garay, secundados por la vicegobernadora Laura Montero y el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, es que los legisladores ratifiquen el acuerdo que Cornejo firmó, junto con los gobernadores de otras 18 provincias, con el gobierno de Mauricio Macri.

En concreto, si el acuerdo pasa las pruebas parlamentarias, Mendoza recibirá este año el 3% de los fondos en efectivo y el 6% mediante la toma de un crédito a una tasa del 15% –muy baja a comparación con las que se cobran en el mercado, que rondan el 24%–.

El porcentaje irá aumentando cada año, de aquí al 2020 hasta completar el 15%.

El punto es que el acuerdo que se debe ratificar es por el total del dinero que Mendoza va a recibir, y esto implica que los legisladores autoricen una toma de deuda por $3.000 millones, que se dividirá en cuatro años. Esto genera dudas en el PJ. Todo depende de los beneficios que reciban los intendentes, que hasta ahora parecen no ser demasiados.

La oposición se endurece
El FPV quiere mostrarse opositor en algunos aspectos legislativos, y dar una herramienta al Ejecutivo para que se endeude por $3.000 millones más parece ser una buena oportunidad para fijar postura.

Según la senadora Patricia Fadel y el diputado Jorge Tanús, el lunes habrá una reunión de los dos bloques del Frente para la Victoria para tomar una determinación en conjunto. Una de las propuestas viene por el lado del kirchnerismo. El diputado Lucas Ilardo adelantó que podrían pedir que esta cifra se descuente del endeudamiento ya otorgado a Cornejo.

Otra de las iniciativas es la que propuso el intendente de San Martín, Jorge Giménez, que consiste en pedir un adelanto del dinero en forma de bono, pero que sea la Provincia la que salga a negociarlo.
En contrapartida, lo que ofreció el oficialismo, es darles la posibilidad a los intendentes de que tomen crédito con las mismas condiciones que la Provincia. Pero esta no sería una opción demasiado válida para los peronistas.

El lunes el PJ dará su posición final, pero antes deberá consensuar no sólo con sus propias líneas internas, que no son pocas, sino con las pretensiones de los 5 intendentes que los representan en las comunas.
Fuente:

Más Leídas