Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
lunes 14 de noviembre de 2016

El Gobierno anunció que destinará cerca de 16 millones de pesos al Programa Buena Cosecha

El programa funciona en Mendoza desde 2007 y apunta a dar una respuesta a la problemática del trabajo infantil en la provincia. Los fondos provienen de la Nación y serán destinados a los municipios. Se estima que 1.350 familias de trabajadores rurales, de hornos ladrilleros y basurales se verán beneficiados con la transferencia.

Los Centros de Buena Cosecha existen desde 2007 y tienen como objetivo erradicar el trabajo infantil. Están destinados a contener a los hijos menores de 16 años de trabajadores rurales de temporada migrantes, durante los meses de la cosecha de la vid y otros frutales, mediante el trabajo conjunto de Estado en su ámbito nacional, provincial y municipal.

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación transferirá a la provincia de Mendoza $15.580.000, que serán destinados a la renovación de los convenios de los 17 municipios que integran el Programa Buena Cosecha. Los fondos beneficiarán a 6.313 niños, niñas y adolescentes, conteniendo a más 1.350 familias de trabajadores rurales, de hornos ladrilleros y basurales, y serán administrados por las comunas.

"Es un programa práctico que aporta recursos concretos para los 131 Centros Educativos Rurales que serán administrados por los 17 municipios –Capital no participa del programa– que integran el proyecto", explicó el Gobernador Alfredo Cornejo. Además, informó: "Esta es la primera vez que esos centros no serán dirigidos por la Provincia, ya que cada Comuna conoce perfectamente su realidad y cuenta con una mayor sensibilidad para llegar al lugar específico donde es necesario trabajar para prevenir el trabajo infantil".

El mandatario aseguró que está previsto que el programa "se continúe manteniendo en el tiempo y que dé excelentes resultados, de manera tal que quede demostrado que se pueden administrar correctamente los recursos. Es un proyecto de solidez institucional muy fuerte, donde Municipio, Nación y Provincia se han comprometido a trabajar mancomunadamente".

"Vamos a interactuar desde luego entre Provincia y comunas y lo vamos a hacer a través de la Dirección General de Escuelas y de la Dirección de Gestión Social y Cooperativa, justamente con el propósito de educar a esos niños que se encuentran viviendo bajo contextos muy vulnerables", subrayó Cornejo.

El secretario de Empleo del Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social, Miguel Ángel Ponte, fue el representante de la Nación que se presentó en la Casa de Gobierno para renovar los convenios con los intendentes mendocinos. "El chico tiene derecho a vivir su niñez y eso quiere decir recreación, socialización, juego y también estudio. El gran desafío es cómo dar igualdad de oportunidades a los chicos que están en otros contextos, sabiendo que estos siempre van a ser relativos", sostuvo Ponte.

El funcionario agregó: "El compromiso del Estado nacional es el de avanzar y expandirse, en un modelo en el que no queremos que planes nacionales, provinciales y municipales compitan. Queremos llevar el programa Buena Cosecha, que es una experiencia concreta, realizada conjuntamente por una comunidad que tiene que hacerla madurar".

El encuentro se desarrollo en el Salón Patricias, donde también estuvo presente el ministro de Trabajo, Justicia y Gobierno, Dalmiro Garay, y el subsecretario de Trabajo y Empleo, Alejandro Jofré.

Garay informó que el programa "se va a ampliar con el apoyo de Nación y con la interacción de la DGE, de los municipios y muchas ONG, pensando siempre en tratar de evitar el trabajo infantil. La DGE ha puesto docentes y un equipo directivo para darle un abordaje institucional y educativo al programa. Estamos hablando de 6.300 niños que no van a ir a trabajar, no van a ir a la finca y van a estar haciendo lo que hay que hacer, que es jugar y estudiar".

Los migrantes

En Mendoza, de noviembre a mayo se presentan flujos migratorios de trabajadores, principalmente del Norte de nuestro país. En cada temporada, el traslado se convierte en una situación problemática, dada la vulnerabilidad en la que se encuentran los trabajadores y sus familias.

La migración se produce habitualmente de forma familiar, por lo que los trabajadores, al arribar al lugar de trabajo, deben procurarse por sí mismos y a sus familias una nueva residencia.

Las condiciones de arribo de estos trabajadores involucran, en la mayoría de los casos, situaciones de vulneración de derechos, sobre todo en lo que respecta a los niños y niñas. Son estos últimos quienes acompañan a los adultos al lugar de trabajo, sometidos a condiciones de riesgos por accidentes, trabajo infantil o trabajo adolescente no registrado.

Contactos para denuncias

Por teléfono al 0800 222 8722 de 8 a 17.

Personalmente, en la Subsecretaría de Trabajo del Ministerio de Gobierno, ubicada en San Martín y Rondeau de Ciudad.

Por correo electrónico: denunciaslaboral@mendoza.gov.ar.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas