Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 01 de agosto de 2016

El gobernador apunta a agilizar el registro mendocino de huellas genéticas

Alfredo Cornejo se quejó de que de 900 imputados por delitos sexuales, sólo se han registrado genéticamente 42.

"Desde que existe el laboratorio de ADN, hace 8 o 9 años, existen alrededor de 900 imputaciones por delitos sexuales y tenemos registradas sólo 42 personas. Así es difícil combatir ese delito", explicó el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo, con su sutil forma de instalar una temática en la discusión mediática, el viernes pasado cuando enfrentó a la prensa en la inauguración de la nueva sede de la Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM).

Lo que dijo entre líneas es que esta semana impulsará la modificación de la Ley del Registro de Huellas Genéticas de Mendoza, acelerando la carga de datos en ese banco y agilizando el pedido de ADN para los imputados, que ahora recaería en manos del fiscal que investigue cada causa.

El derrotero de este banco de datos genéticos es de larga data. Si bien el proyecto del registro de huellas genéticas (que impulsó Luis Petri en el 2008) se sancionó como ley en 2013, el año pasado se modificó y entre los cambios, pasó de estar bajo la órbita de la Suprema Corte de Justicia a la Procuraduría, que hasta ahora comanda el procurador Rodolfo González, siempre manejándose con fondos del Poder Judicial.

Sin embargo, pese a que en el 2012 se creó el laboratorio de Genética Forense del Poder Judicial, donde se hacen los análisis de ADN, ya sea por falta de fondos o de personal para registrar y sistematizar las huellas, el banco nunca se dinamizó.

"Para avanzar, se necesita invertir en equipamiento con el que se puedan realizar extracciones masivas de perfiles genéticos –sería el que usa el FBI–, que serán los que se carguen en el banco y también agilizar el pedido de análisis, de manera tal que de la comparación se pueda aportar a la resolución de una causa", analiza el doctor en genética Miguel Marino, hoy a cargo del laboratorio del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial.

Lo que pide el especialista, en parte, está incluido en las modificaciones a la actual ley que ingresarían a la Legislatura esta semana. Entre otras cosas, se pretende acelerar el pedido de la muestra genética. Actualmente, si un juez de Garantías entiende que es necesario lo solicita, pero, con los cambios, será obligatorio para los fiscales.

"Pretendemos agilizar y transparentar el funcionamiento de este banco genético. El fiscal de una causa tendrá la obligación de solicitar un análisis de ADN de un imputado, con la premisa de que esa huella genética no es incriminatoria, sino identificatoria", remarcó el ministro de Seguridad, Gianni Venier, quien recalcó que la ley prevé generar perfiles genéticos de imputados, condenados y también de todo el personal de Seguridad, ya que muchas veces son ellos los que trasladan evidencia.

También se cambiarán los soportes con los que se tomarán las muestras genéticas. Aquí se pretende implementar soportes utilizados internacionalmente, que toman la molécula del ADN y la dejan retenida en ellos, de manera tal de asegurarse que una muestra tomada no se pueda "plantar" en ningún otro escenario delictivo que se vaya a investigar.

El banco contendrá 17.000 perfiles de presos y policías
Al parecer, la iniciativa de dinamizar el banco de huellas genéticas que ya develó el gobernador Alfredo Cornejo cuenta con la voluntad del Poder Judicial. Por lo que pudo corroborar Diario UNO, la semana pasada se comenzaron a tomar las muestras de ADN de la Policía Científica y del Cuerpo Médico Forense, lo que es imprescindible porque son ellos los que investigan en el escenario de los distintos delitos y, por tanto, es necesario contar con sus perfiles para descartar sus huellas de inmediato.

Si aparecieran el financiamiento y el equipamiento necesarios, el Laboratorio de Genética Forense debería cargar en principio unos 17.000 perfiles genéticos que comprenden a los 11.000 policías, 2.800 penitenciarios y más de 3.000 internos de las distintas cárceles de Mendoza.

El desafío que planteó el ataque terrorista a la Embajada de Israel
La Argentina se posicionó a nivel mundial en materia de genética forense el 17 de marzo de 1992, cuando se produjo el atentado terrorista contra la Embajada de Israel que dejó 22 muertos y 242 heridos.

"En ese momento, se resolvió exitosamente la identificación de las víctimas con un gran trabajo forense. Sin embargo, desde entonces no tuvimos a nivel nacional una herramienta legal para sostener un banco genético que nos ayude a resolver este tipo de desastres", recordó el doctor en genética Miguel Marino, quien recordó que en este sentido el país es uno de los más atrasados de América Latina.

-Ejemplos de EUROPA. En Inglaterra, donde funciona hace 20 años un banco de huellas genéticas similar, gracias a la comparación de esos perfiles se ha resuelto unos 600.000 casos.

-Pica en punta. Según los especialistas en Chile, no sólo existe un banco genético, sino que la información que contiene se conserva hasta 30 años. En Uruguay también se trabaja de manera similar con la comparativa genética contra la inseguridad.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas