Mendoza - Femicidios Femicidios
sábado 01 de octubre de 2016

El fiscal del caso Ayelén: "No hay control de las restricciones"

Fabricio Sidoti dijo que el Gobierno no da policías para proteger a las víctimas de violencia de género. El Poder Ejecutivo pidió formalmente un Jury de Enjuiciamiento para su destitución.

El fiscal Fabricio Sidoti, quien recibió la denuncia de Ayelén Arroyo –una semana antes de que fuera degollada– contra su padre, Roque Arroyo, por tentativa de abuso sexual con acceso carnal y maltratos, se lamentó ayer del trágico suceso y expresó: "No dejo de pensar todos los días que esta chica está muerta y que la única denuncia la tenía yo. Si fallé o no lo dirá el Jury", aclarando que cree que hizo todo lo que estaba legalmente a su alcance.

Sin embargo, en su defensa Sidoti hizo una grave advertencia: "No hay recursos para controlar que se cumplan las prohibiciones de acercamiento y las exclusiones del hogar".

Y apuntó al Ejecutivo: "Muchas veces queremos poner consigna policial en los domicilios y no hay uniformados. El Gobierno nos contesta que no tiene policías".

El magistrado destacó que "no hay control de las restricciones y es una falla de todo el sistema, porque es un problema estructural".

Así lo dijo en una extensa entrevista que dio ayer a Canal 7, donde se defendió del pedido de destitución en su contra que presentó ayer el gobierno de Alfredo Cornejo, que considera que Sidoti actuó mal y no detuvo al padre de Ayelén, medida que habría evitado el asesinato.

El fiscal, por su parte, acusó al Gobierno de "lavarse las manos y estar sólo buscando un culpable".
Y se defendió la afirmar que "en la primera denuncia que me llegó, yo saqué al padre de la chica de la casa y le puse la restricción".

Entonces disparó de nuevo contra el Ejecutivo y otro sector de la Justicia: "El OAL (Órgano Administrativo Local) hacía mucho tiempo que atendía a esta familia. Me pregunto: ¿qué hizo el Estado, el OAL o la Justicia de familia que nunca sacaron de la casa al padre de la chica?".

Explicó que "en este caso se actuó como se actúa en la mayoría de los casos. Yo les puedo decir que hay gran cantidad de causas de este tipo, con denuncias de hechos de más de tres años, en donde los denunciados están en estas condiciones".

El fiscal dejó bien en claro que "incluso imputando al padre de la chica igual lo tenía que dejar en libertad, siguiendo los criterios de la Procuración y la Corte".

El Gobierno no coincide


Mientras tanto, desde el Poder Ejecutivo se mostraron totalmente en desacuerdo con el fiscal, a quien acusaron de haber cometido el error de no haber metido preso al padre de Ayelén ante sí una denuncia tan grave.

El ministro de Gobierno, Dalmiro Garay, se sorprendió ante la afirmación de Sidoti de que actuó como en la mayoría de los casos. "Si él hizo lo que se hace normalmente en estos casos nos tendríamos que preocupar, porque me parece que no es lo que marca la normativa ni el sentido común".

El funcionario respondió que "la chica hizo la denuncia acompañada por una operadora del OAL y él le fijó domicilio al padre de la joven a menos de 100 metros. A la chica le pidió un examen psicológico y al padre no, porque no lo había imputado. Cuando el psicológico le ratificó que el relato de la víctima era creíble no avanzó en la causa".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas