Mendoza - Daniel Carniello Daniel Carniello
viernes 06 de mayo de 2016

El fiscal Daniel Carniello superó el segundo Jury de Enjuiciamiento

El Tribunal de Destitución rechazó por 12 votos a 9 la causa de las escuchas telefónicas del fiscal con un datero.

El capítulo central de la novela del fiscal Daniel Carniello llegó a su fin pero no la zaga, que continúa con final impredecible.

El 26 de mayo, Carniello deberá enfrentar otra vez un Jury, el tercero en menos de dos meses, un récord insólito e histórico en Mendoza.

Una vez más la Procuración de la Corte, máxima autoridad de Carniello y de todos los fiscales, insistirá en que el ex miembro de Delitos Complejos sea echado de la Justicia.

En el Jury de Enjuiciamiento, una buena parte del tribunal está preocupado por la singular situación.

Sospechan que las denuncias desde la Procuración contra Carniello han desnaturalizado el proceso y "que el procurador Rodolfo González quiere la cabeza del fiscal a cualquier precio".

Ayer, la oficina de González naufragó en su segundo intento de llevar a juicio de destitución al fiscal.

Fue luego de que el Jury sepultara por el estrecho margen de 12 votos contra 9 la denuncia contra Carniello, desestimando las acusaciones de la Procuración que le imputaba haber beneficiado en causas judiciales al datero Enzo Stuto, quien oficiaba de informante de Carniello.

El procurador González fue el gran derrotado del día, ya que también perdió a primera hora el Jury que impulsaba contra las juezas de familia del Valle de Uco, que hace siete años fueron denunciadas por un presunto tráfico de adopciones.

Sobreseídas (declaradas inocentes) por la Justicia penal, las magistradas, María Lizán y Adriana Rodríguez seguían en la mira del procurador, que pidió llevarlas a juicio por mal desempeño.

El tribunal del Jury rechazó el planteo por unanimidad y restituyó a las juezas en sus cargos.

En el de Carniello, en cambio, la votación de los 21 miembros del Jury –son los siete jueces de la Corte, siete diputados y siete senadores– resultó muy dividida.

Seis legisladores del PJ y seis jueces de la Suprema Corte rechazaron la presentación contra el fiscal, mientras que los ocho legisladores radicales y el restante supremo votaron en minoría por someterlo a juicio.

El rechazo fue un durísmo golpe para la Procuración, porque se trataba de la denuncia en la que se lo acusaba a Carniello a partir de escuchas telefónicas hechas en los tribunales federales.

De esas escuchas surgió la primera denuncia contra el fiscal hecha por el juez federal Walter Bento, quien le informó al procurador Rodolfo González que Carniello habría incurrido en presuntas irregularidades.

González recibió la denuncia con la transcripción de las escuchas en abril de 2015 y recién siete meses después, en noviembre, decidió revelar las escuchas, denunciar a Carniello a la Fiscalía de Capital, abrirle un sumario interno, separarlo de la fiscalía especial y enviarlo a la Unidad Fiscal de Guaymallén.

La Procuración justificó la demora de siete meses porque estaba esperando el soporte magnético de las intervenciones telefónicas.

La investigación en Capital no detectó ningún delito en las conversaciones entre Carniello y su datero, por lo que optó por acusarlo de haber beneficiado al informante en causas que había en contra de éste.

Tal sospecha era sólo una presunción, ya que en las escuchas, como lo reflejó la propia fiscalía, no se detectó que Carniello le prometiera algún beneficio a su informante. Lo único que probaban es que había contacto asiduo entre ambos.

La investigación tuvo vuelo corto. Cuando la fiscalía de Capital pidió al Jury de Enjuiciamiento el desafuero de Carniello, el tribunal, expediente en la mano, lo rechazó.

Impedida de seguir investigando porque Carniello mantuvo sus fueros, la Procuración fue con la misma denuncia pero por la causal de mal desempeño. Fue el de ayer, que tampoco prosperó.

Sin embargo, la oficina liderada por Rodolfo González presentó a principios de esta semana una nueva denuncia contra el fiscal.

Esta vez lo acusan de haber detenido a dos individuos con armas de fuego que no eran suyas, a quienes habría liberado devolviéndoles las armas secuestradas. El Jury tratará esta denuncia el 26 de mayo.

La nueva acusación empezó a levantar suspicacias en parte el tribunal y en el ámbito político judicial. Sospechan que el procurador estaría ejecutando una suerte de persecución desenfrenada.

La UCR ha tenido hasta ahora un comportamiento parejo en el Jury y siempre votó en bloque por avanzar en la investigación contra Carniello.

En el peronismo y en parte de la Corte sugieren que desde la oficina del gobernador Alfredo Cornejo están exigiendo a sus legisladores del Jury que lleven al fiscal a juicio de destitución. Así, detrás de la saga, de las denuncias jurídicas se refleja una aparente disputa de poder.

El proceso
-Separado. El 20 de noviembre pasado denuncian a Carniello y lo sacan de la fiscalía especial.

-Acusado. El 29 de diciembre lo imputan y piden su desafuero

-No ha lugar. El 3 de marzo el Jury rechaza el desafuero. Lo denuncian por mal desempeño.

-Rechazado. El 5 de mayo el Jury vuelve a decir no. La Procuración le hace una nueva denuncia.

-Pendiente. El 26 de mayo será sometido a un nuevo Jury.
Fuente:

Más Leídas