Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 11 de septiembre de 2016

El escenario del teatro griego del Este llevará el sello de don Profili

El Concejo de San Martín bautizará ese espacio como Zamba de mi Esperanza, Luis H. Profili. Irán los familiares, Roberto Mercado, Emilio Del Guercio y la hija de Jorge Cafrune

San Martín. El Concejo Deliberante de San Martín le impondrá mañana el nombre de Zamba de mi Esperanza, Luis H. Profili, al escenario mayor que se monta cada vez que hay una fiesta vendimial o un gran espectáculo artístico en el teatro griego Juan Pablo II, ubicado en el parque Agnesi. Y estará bien que así sea porque hasta ahora don Luis Profili había sido el más famoso de los olvidados.

Ocurre que Profili es el autor de la obra argentina que después del Himno Nacional, debe de ser la más entonada en el país, aunque para las formalidades de SADAIC, Profili figure allí con su seudónimo: Luis H. Morales.

Luis Profili fue constructor de oficio. Levantó muchos de los edificios más emblemáticos de San Martín y tuvo tres hijos. Sin embargo, la mayoría lo ha olvidado. Lo curioso es que nadie puede olvidar su nombre ficticio y su obra.

Luis Hermenegildo Profili nació en 1906. Era hijo de Alfredo Profili y Apolonia Corinti, un matrimonio italiano que tuvo otros tres niños. De su padre heredó el oficio de la cuchara y el fratacho y con él se ganó la vida con solvencia, pese a que no estudió carrera alguna. Junto con su padre levantaron el edificio del viejo hospital de San Martín, lo que hoy son colegios, dependencias municipales y la Comisaría 12; el antiguo mercado de abasto, que actualmente está transformada en la Casa de la Cultura; el cine Monumental, cuyo edificio les sigue perteneciendo a los herederos de su hermano Vicente. y el desaparecido Banco de los Andes, que es hoy la Cooperativa Eléctrica Alto Verde y Algarrobo Grande.

Luis Hermenegildo Profili se casó con Elena Doménico y tuvo tres hijos: Alfredo, Elena Eda y Osvaldo, más conocido como Dodo.

El folclorista Roberto Mercado realizó una detenida investigación sobre la vida de este sanmartiniano. En algunos de sus apuntes da cuenta de que Profili, sin saber música, se las ingenió para componer 7 u 8 melodías, especialmente zambas y cuecas. Después debió estudiar algo más para poder registrarlas con el nombre de Luis H. Morales. "Se puso un seudónimo porque no quería hacerse conocer, porque era tímido y porque decía que el apellido Profili era muy italiano y quería utilizar uno algo más folclórico", dijo en su momento Elena, la hija del compositor.

En 1950 creó el que sería uno de los temas más populares de toda la música argentina, Zamba de mi esperanza. Pasaron 14 años para que la registrara. Algunos descreen, todavía hoy, que sea este tímido constructor el autor de semejante pieza, que terminó por ser parte de la historia del país. "Para mí no hay dudas de que Luis Profili es el autor. La simplicidad del texto y la música concuerdan con el resto de sus composiciones. Y también que haya utilizado un seudónimo para registrarla", sostuvo Mercado, que estará mañana en el Concejo, cuando se imponga el nombre del autor al principal escenario sanmartiniano.
Pero además hay otros detalles que confirman que Zamba de mi esperanza es de Profili.

La historia dice que Félix Dardo Palorma ayudó a Profili a darle los últimos retoques a la zamba antes de presentarla en SADAIC, un trámite que el amateur también desconocía y en el que Palorma también colaboró.

"En agradecimiento Profili le ofreció registrar la zamba juntos y también le quiso regalar algunas hectáreas de uno de los viñedos que había comprado, pero Palorma no aceptó. Yo tengo una partitura de la cueca Voy llegando a Cuyo que tiene una dedicatoria de Palorma a Profili que dice 'Vaya esta cueca para que baile con su moza esperanzada' , refiriéndose claramente a Zamba de mi esperanza. Y también en un párrafo de esa cueca Palorma escribe ' Cómo he resuelto quedarme, ya tengo unas hileritas', refiriéndose al regalo de tierras que su amigo quiso hacerle", contó Roberto Mercado.

Además la famosa zamba es en esencia una descripción del baile, algo que Profili amaba profundamente.
Pero también Profili / Morales y su zamba tendrían un guiño del destino años después, cuando el constructor se cruzó con el mítico Jorge Cafrune en un viaje que éste hizo a Mendoza. "Muy tímido, Profili se presentó modestamente ante Cafrune y le tocó la zamba. Cafrune, que ya se la había escuchado a los hermanos Albarracín, quedó encantado y la trasformaría en un tema emblemático y tremendamente popular", sostuvo Mercado. A partir de ese momento, cada vez que el músico jujeño venía a Mendoza, visitaba a la familia Profili en San Martín. "Pasaba un rato y se quedó varias veces a comer", recordó Elena, la hija de don Luis.

Luis Profili murió en 1975, mientras el barbado cantor seguía trasformando su zamba en la más popular de las composiciones argentinas. Irónicamente el destino de Cafrune también quedaría marcado con esta zamba.

En el '76 Zamba de mi esperanza fue prohibida por la dictadura militar. Pese a ello en el festival de Cosquín, de enero de 1978, el público le pidió a Cafrune que la entonara. "Aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar", dijo el folclorista. Unos días después, el 31 de enero y como homenaje a José de San Martín, Cafrune emprendió una travesía a caballo hacia Yapeyú, lugar de nacimiento del Libertador, para llevar un puñado de tierra de la ciudad francesa de Boulogne Sur Mer, en donde había fallecido el general. Esa misma noche y a poco de salir, fue embestido a la altura de Benavídez por una camioneta. Murió un par de horas después. El accidente nunca fue esclarecido totalmente, pero siempre se sostuvo que fue un asesinato planificado por los militares.

Muchos años después dos sobrevivientes del centro clandestino de detención La Perla declararon que escucharon cuando el teniente Carlos Villanueva y otros militares planeaban el asesinato de Jorge Cafrune tras el episodio de Cosquín, para "evitar que otros hagan lo mismo".

Mañana, cuando se imponga el nombre al escenario que se monta cada vez que hay fiesta en San Martín, estarán en el Concejo Deliberante los familiares de don Luis Profili; el cantautor Roberto Mercado; el músico y productor Emilio Del Guercio y Yamila Cafrune, hija del maestro Jorge Cafrune, quien inmortalizó la zamba.

Fuente:

Más Leídas