Mendoza Mendoza
jueves 04 de agosto de 2016

El director del Central confirmó que contrató a su cuñada y al esposo en el área de bioquímica

Así lo reconoció Ariel Herrera en diálogo con Nihuil. "Ellos son bioquímicos y tienen derecho a trabajar. Teníamos déficit de personal en la guardia y los convoqué", dijo.

El director del Hospital Central de Mendoza, Ariel Herrera, reconoció ante Radio Nihuil que puso a dos familiares en el área de Bioquímica del hospital, lo cual levantó gran malestar entre los empleados que cuestionaron la designación directa y que no se haya convocado a concurso para ocupar los puestos.

"Nosotros teníamos falta de personal en la guardia de Bioquímica de los laboratorios del hospital, teníamos a 5 bioquímicos para toda la semana y por eso los contratamos (a su cuñada y al esposo) como prestadores de urgencia", señaló Herrera en Elemental de Radio Nihuil.

Ante la consulta de si no debió haber convocado a concurso, tal como reclamaron los médicos residentes y desde Ampros al conocer las polémicas designaciones, Herrera se defendió y dijo que la metodología de contratación para ese tipo de puestos no es mediante concursos.

"Hasta hoy esas contrataciones, que es una contratación para una prestación de urgencia, no se hacen mediante concursos. Sí pedí autorización al Ministerio, pero lo que buscamos es que antes de fin de año van a estar los concursos para todos los cargos y no como ahora que son para la instancia de jefes de servicio", intentó jusitificar Herrera.

ARIEL HERRERA.mp3


Al explicar cómo llegó a contratar a su cuñada y al esposo, Herrera dijo que a principios de año "solicitó a Salud una auditoría. Quería una visión del Ministerio sobre la realidad del departamento de Bioquímica y ahí surgieron que hubo irregularidades en procedimientos y deficiencias en cuanto a personal en el laboratorio de guardia del bioquímica, faltaba personal".

El director del Central continuó: "Tenemos un laboratorio que atiende todas las semanas con 5 bioquímicos, por lo que nos faltaba gente". Fue así que convocó a sus dos familiares para cubrir esos puestos aunque de todos modos se cuidó de bajarle el perfil a los puestos cubiertos. "El régimen de guardia es un régimen que nadie lo quiere hacer, guardias rotativas por una remuneración menor".

Al comentársele el descontento que generaron estas desginaciones en el seno del hospital, Herrera dijo que "la búsqueda fue consultada a las autoridades del labortorio, y no existía un perfil para cubrir esos puestos ya que los residentes están para ser formados y no para atender emergencias".

"Ellos (su cuñada y el marido) entran como prestadores temporales. Yo se los pedí y a ellos les sirve como experiencia. Ellos son bioquímicos y tienen derecho a trabajar", completó.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas