Mendoza - lluvias lluvias
sábado 27 de febrero de 2016

El dique Potrerillos estaba al 99% y debieron liberar agua

Se decidió reducir la capacidad del embalse porque se había pasado del límite recomendable.

Comenzaron el viernes las maniobras para reducir el nivel de agua del embalse Potrerillos, ya que se encontraba al 99% de su capacidad como consecuencia de las últimas lluvias y de los deshielos. El objetivo es liberar 30 metros cúbicos de agua por segundo de manera controlada y bajar el nivel de la presa 2%, ya que se encuentra a 13 centímetros del labio superior de un vertedero de seguridad, cuya finalidad es evacuar cualquier crecida extraordinaria que se produzca en su cuenca. Por el momento, no se ha visto afectado el servicio de agua potable en los hogares.

“Tomamos esta decisión frente a la contingencia de una posible crecida. Necesitamos que el nivel de agua se ubique en más de 30 centímetros del labio superior de la toma de agua de seguridad para que el sistema de la presa pueda responder ante un posible aumento del caudal”, explicó David Cangialosi, director de Hidráulica.

El ingreso de caudales por precipitaciones y derretimiento de las nevadas ocurridas la temporada pasada osciló entre 97m3/s y 120m3/s, cifra que supera ampliamente la salida por generación eléctrica, que es de 74 m3/s. Estos son los motivos por los que la capacidad de almacenamiento de agua del dique está próxima a colmarse.

La maniobra no debe compararse con las realizadas de manera normal y habitual para limpiar los sedimentos (materia que precipita y se deposita en el fondo del embalse). “Las acciones que hemos ejecutado en el último tiempo y que han tenido relativa repercusión en el servicio de agua potable poseerán un objetivo distinto”, explicó Cangialosi.

Como todo embalse de usos múltiples, Potrerillos posee también la función de controlar las crecidas, por lo cual siempre debe mantenerse un nivel de embalse inferior al máximo, para justamente posibilitar retener el volumen de la crecida. En el caso de que la presa se encuentre totalmente colmada, el volumen de la crecida no puede ser retenido y el excedente de agua se erogará a través de este vertedero, pero sin posibilidad de ser controlado.

Teniendo en cuenta esta situación, la comisión, integrada por el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, el Departamento General de Irrigación, Aguas Mendocinas y los municipios de Luján y Maipú, tomó la decisión de evacuar controladamente el excedente de agua a través del descargador de fondo.

Otro aspecto a destacar es que los pronósticos meteorológicos prevén para hoy un descenso de temperatura, que derivará en que el caudal de ingreso de agua al dique se reduzca y que la maniobra pueda realizarse en el menor tiempo posible.

Trabajo con el Unicipio

Para mitigar el impacto de esta acción, desde Unicipio se inició un operativo tendiente a que los municipios acumulen y conserven en camiones cisternas agua potable para que, en caso de ser necesario, los vecinos de zonas afectadas por la medida puedan recibir asistencia.

Estas maniobras serán innecesarias una vez realizado el acueducto tipo by pass anunciado hace algunas semanas, que permitirá “independizar” la liberación de líquido a las plantas potabilizadoras, por lo que el sistema de agua no se verá afectado con este tipo de acciones.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas