Mendoza - Francisco Pérez Francisco Pérez
martes 29 de marzo de 2016

El desayuno amable de Cornejo y Paco venía con fecha de vencimiento: 9 meses

La denuncia contra el ex mandatario por enriquecimiento ilícito se ha transformado en un caso grieta.

La coyuntura del martes 22 de marzo resultó abrumadora: un atentado terrorista en Bruselas dejaba como saldo 34 muertos y 200 heridos, sumiendo a Europa una vez más en la incertidumbre; de este lado del meridiano de Greenwich, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, terminaba su visita a Cuba y su avión emprendía rumbo hacia la Argentina, donde dos jueces de la cámara de crimen determinaban pasar la causa de la muerte del fiscal Alberto Nisman al fuero federal, admitiendo que pudo ser víctima de un asesinato.

Sólo en ese contexto puede entenderse que un ex gobernador de Mendoza, parado en la puerta de una fiscalía especial dando explicaciones sobre sus bienes, a horas de haber sido denunciado por enriquecimiento ilícito por su archienemigo político y sucesor en la gestión, no se haya transformado en una de esas noticias que marcan el devenir informativo por meses.

Para Mendoza se trata de un hecho que me atrevo a calificar de inédito, ya que pone en guerra de manera irreversible al gobernador Afredo Cornejo y al ex mandatario Francisco Pérez, ahora cuestionado judicialmente.

Todo surgió luego de que un grupo de senadores radicales, y la vicegobernadora Laura Montero (con la venia de Cornejo) pusieran la lupa sobre los movimientos patrimoniales de Paco y de su esposa, Celina Sánchez, durante el mandato público del hombre de la casa. Basados en la declaración jurada del matrimonio, se duda sobre cómo consiguió adquirir un departamento en las Torres Agustinas, de Godoy Cruz, por 200 mil dólares; un Peugeot 3008 modelo 2012, valuado en $295 mil, y una cochera de $126 mil.

Los denunciantes explican que Pérez está inscripto como monotributista categoría B con un ingreso de $48.000 al año, mientras Sánchez no registra impuestos activos conforme a su inscripción en AFIP.

Celina trabajaba para la Fundación Escuela de Medicina Nuclear (Fuesmen) pero en realidad se pasó cuatro años en la Casa de Gobierno colaborando con su marido. ¿Pidió licencia o siguió cobrando? Es otra de las dudas.

Pérez se presentó espontáneamente frente a Santiago Garay y se defendió frente a él y también ante la ciudadanía, a través de los medios de comunicación. Tras advertir que accionará civilmente contra cada uno de los denunciantes por daño moral, explicó que ganó el dinero durante su actividad previa a tener que sentarse en el sillón de San Martín, cuando percibió honorarios en un estudio de abogados en más de 300 juicios, que además vendió inmuebles y que su esposa cobró un juicio laboral.

Pero cuando más enojado se lo vio, más encendido, fue cuando señaló a Cornejo como el ideólogo de "este show mediático donde se intenta calumniar e injuriar".

Lejos quedó aquel desayuno del lunes 22 de junio de 2015, un día después de las elecciones provinciales, cuando el radical triunfador invitó al derrotado Pérez a su propia casa para plantear la transición de manera amable. Aquel gesto, calificado de histórico, venía con fecha de vencimiento: 9 meses.

Ahora la expectativa está puesta en Garay, quien quedó a cargo de un caso grieta.

Sus decisiones marcarán un antes y un después. Tanto y más. Así de extremo.
Fuente:

Más Leídas