Mendoza - Guaymallén Guaymallén
lunes 14 de agosto de 2017

El Cóndor, centro de polémicas por sus alas y colores

Hay quienes dicen que el emblemático monumento del Acceso Este tiene alas de paloma. Antes fue criticado por su dorado.

El Cóndor es uno de los monumentos más emblemáticos de Mendoza. Está ubicado en la intersección del Acceso Sur con el Acceso Este y sirve de bienvenida a la ciudad de Mendoza. Fue inaugurado el 1 de marzo de 1958, pesa más de mil kilos, su cuerpo es de yeso y cemento, las alas son de chapa batida y está apoyado sobre una base de hormigón.

El restaurador Miguel Ángel Marchionni explica que, en un principio, la estructura era sólo lo que hoy se conoce como su base. Por eso, en la actualidad sí se lo observa con detenimiento, el conjunto de la obra contiene dos cóndores: uno abstracto y otro figurativo. La idea de colocar la escultura naturalista del ave surgió después para darle mayor claridad al concepto de origen.

El arquitecto Ricardo Ponte describe que fue iniciativa de la Dirección de Vialidad de Mendoza la instalación de este monumento que muestra a un cóndor con sus alas desplegadas, posado en el llano. Además, dice que fue proyectado por el arquitecto Samuel Molina, el calculista Dante Taboada y el escultor Juan Carlos Cardona, tal como indica una placa colocada en la obra.

Se desconoce la fecha exacta en que fue incorporada la réplica a escala sobre la base. Se usó la escultura de un cóndor que había sido hecha en 1936 para otros fines. Dice Marchionni que el escultor Cardona fue el responsable de hacer el molde que perduró hasta estos días. Iba a ser usado para fundir en bronce dos esculturas que querían colocarse en la entrada de Canota, en Villavicencio.

condor-2.jpg

Ese primer proyecto nunca prosperó y el molde quedó sepultado durante más de 20 años en una caja en la Dirección Nacional de Vialidad, detalla Cintia Brucki, actual directora de Planificación de la Municipalidad de Guaymallén. Cuando se quiso modificar el cóndor abstracto desempolvaron este antiguo modelo del que sólo quedaba el cuerpo, pero sin sus alas originales.

Se dice que fue un empleado de Vialidad quién realizó nuevas alas de chapa con una estructura metálica interna. Posteriormente se montó todo sobre el basamento. En torno a las alas existe una vieja polémica que nunca fue saldada y que revive con cada intervención que se realiza . Hay quienes insisten en que ese cóndor tiene alas de paloma.

Ponte es uno de los que asegura que las alas de ese cóndor realista "son truchas". Este especialista en Patrimonio fue quien durante la gestión del intendente Juan Manuel García supervisó la obra que hizo el profesor Oscar Reina y confiesa que por una cuestión de presupuesto se decidió no cambiar las alas, pero es una deuda pendiente, que se traslada de una gestión a otra.

condor-3.jpg

Más allá de la controversia y siguiendo con su historia, primero el monumento reinaba en la entrada a Mendoza, pero en 1977 fue desplazado 100 metros hacia el oeste, porque entorpecía la obra vial de la conexión Acceso Sur–Acceso Este. En 1979 sufrió la pérdida de su cabeza, que fue nuevamente colocada.

En 1997 se realizó una restauración durante la gestión de Jorge Pardal. En el 2005 la obra fue pintada de dorado y borravino, despertando críticas de todo tipo. Sin embargo, llevó esos colores hasta 2014, cuando le fueron devueltos sus tonos originales por el ex intendente Abraham, que lo prometió en su campaña si ganaba las elecciones.

condor-6.jpg

El penúltimo intento de reparación fue en junio de 2015, durante la gestión de Luis Lobos. En ese entonces se había planificado una restauración, se había armado un plan y firmado contratos, pero todo quedó interrumpido después de las denuncias de corrupción que recibió el intendente.

Actualmente la recuperación del Cóndor se puede ver al transitar por el Acceso. Con los andamios montados, en mayo comenzó el trabajo de los especialistas y obreros. El objetivo es devolverle el esplendor que supo tener durante sus primeros años.
Fuente:

Más Leídas