Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 20 de julio de 2016

El cierre del aeropuerto de Mendoza: fuerte caída de reservas en los cinco estrellas

Es por la clausura de la pista de El Plumerillo, que se concretará a principios de setiembre por obras. Las reservas ya bajaron en algunos hoteles 40% y se prevé que será muy complicado el último trimestre.

Aunque todos confían y coinciden en que cuando vuelva a funcionar habrá un mundo mejor, el cierre del Aeropuerto El Plumerillo de Mendoza en el último trimestre de este año será para el sector turístico provincial una de esas amargas medicinas que nunca se terminan de tragar.

El duro impacto transversal que tendrá la salida de operaciones del Aeropuerto no reconocerá ni estrellas ni servicios turísticos directos o indirectos.

El segmento de los hoteles de alta categoría afrontará una durísma travesía en esos 90 días, entre el 7 de setiembre y el 7 de diciembre (plazo de las obras), ya que más del 80% de los turistas que a diario cobijan en sus instalaciones llegan a Mendoza en avión.

Primeros síntomas
De hecho, los malos presagios ya se transformaron en síntomas y los cinco estrellas empezaron a sentir el rigor del futuro cierre de la estación aérea con una fuerte baja en sus reservas.

El empresario Julio Camsen, dueño de los hoteles Sheraton y Huentala, afirmó a Diario UNO que "el nivel de reservas ha caído 40%".

Sin vueltas anticipó: "Van a ser meses muy complicados porque el 85% de nuestros clientes llegan en avión, tienen alto poder adquisitivo y son los que mueven la actividad económica de los cinco estrellas, de los restoranes de alta gama, las bodegas, el vino, los artículos regionales y otras atracciones".

"Por eso –continuó– no comparto la visión de la titular del Ente Autárquico de Turismo (Gabriela Testa), que minimizó la situación diciendo que por avión llega sólo el 15% de los que visitan Mendoza. Ese porcentaje es el que trae más dinero para gastar y consume muy fuerte cuando viene a Mendoza".

Camsen indicó que "entiendo que se está haciendo todo lo necesario, pero no hay duda de que esta situación va a impactar".

Desde el Hyatt, su director de Ventas, Martín Arnulphi, dijo a Diario UNO que "habrá una baja concreta de reservas, aún no podemos decir cuánto pero va a bajar notablemente porque ese trimestre en Mendoza es el de turismo de grupo y fundamentalmente de los congresos, que ya han empezado a cancelar sus planes de venir por el cierre del Aeropuerto".

Arnulphi explicó que "el tipo de viajeros que viene aquí en esta época del año (setiembre, octubre, noviembre) lo hace por tres o cuatro días y pasar por San Juan implicaría un mediodía más de trámites y traslados que podría desalentar a algunos grupos a viajar ".

El directivo señaló que "los congresos son el motor turístico en este tramo del año en que va a estar cerrado el Aeropuerto" y precisó que "el 95% de nuestros clientes llegan aquí vía aérea".

Aun reconociendo que se contraerá la actividad, prefirió no arriesgar cifras sobre lo que se viene porque además el comportamiento de la plaza mendocina "es de último minuto", explicó.

Precisó que "somos un destino de escapada, de pocos días, y fuera del turismo planificado, el mercado tiende cada vez más a reservar sobre la hora. Por eso no nos animamos a decir cómo se comportará en los próximos meses".

Igualmente, el Hyatt apostará fuerte por el mercado turístico chileno que tiene Mendoza a mano a pocas horas y en auto.

"Al habitual marketing que hacemos en Chile lo hemos reforzado con promociones porque ellos pueden venir vía terrestre en pocas horas y ahora habrá muchas plazas disponibles por la falta de congresos", dijo el referente del Hyatt.

Tanto Arnulphi como Julio Camsen, del hotel Sheraton, coincidieron en que la alternativa del aeropuerto de San Juan calará hondo y espantará visitantes por el simple hecho de la escala y los algo más de 150 kilómetros que luego habrá que recorrer.

Julio Camsen advirtió de que "además de la hotelería y gastronomía, todo los prestadores de servicios indirectos de la actividad van a sufrir este impacto".

Resaltó sin dudarlo que "entiendo que a posteriori con El Plumerillo otra vez operando nos vamos a ver beneficiados porque va a ser el más moderno del país y se espera que se abran nuevas rutas internacionales directas a Mendoza, pero antes vamos a tener que ser capaces de sobrevivir a esos tres meses sin aeropuerto y con la actividad económica que ha caído mucho".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas