Mendoza Mendoza
domingo 03 de julio de 2016

El ausentismo de los docentes bajó 38% con el ítem aula

Se registraron 138.470 faltas menos en toda la planta estatal. Con el ítem asistencia perfecta buscan que desciendan las crecientes licencias detectadas en el Poder Judicial

"La eficiencia de una herramienta se mide en lo que puede generar. Desde esa óptica el ítem aula hizo que el ausentismo docente bajara casi 40%, y no es que los docentes vayan enfermos a trabajar, porque de ser así habría una catarata de demandas en la Justicia, y sólo llegaron unas 10 y todas fueron rechazadas", dice, a modo de balance de lo que dejaron los acuerdos paritarios, el subsecretario de Gestión Pública y Modernización del Estado, Ulpiano Suárez. Según el registro oficial, si se compara la cantidad de inasistencias de todos los empleados públicos (no sólo docentes) durante los primeros 5 meses de 2015 con estos del 2016, durante este año hubo 138.470 faltas menos que el año pasado.

Desde los gremios, sobre todo aquellos que no llegaron a un acuerdo paritario como son el SUTE, Judiciales y ATE (justamente los que agrupan la mayor cantidad de empleados estatales), tanto el ítem aula como el de asistencia perfecta, incorporado para empleados judiciales, "son extorsivos, discriminatorios y no logran el supuesto objetivo de mejorar el servicio" .

Asumiendo que el objetivo de esta gestión, puntualmente en el área de la educación, era ponerle fin a lo que se consideraba un altísimo nivel de ausentismo, se creó el discutido y resistido ítem aula, que contempla sólo 3 inasistencias justificadas por mes y no acumulables. Desde que entró en vigencia en marzo pasado –aseguran los números del Gobierno– las faltas de docentes cayeron de 16.432 en marzo del 2015 a 10.475 este año, lo que significa 36% menos de inasistencias.

Esa tendencia bajó en abril y volvió a acentuarse en mayo, llegando a una baja del 38%.

"Lo que ha bajado notoriamente son las clásicas licencias de 3 a 5 días que se justificaban por gripe o gastroenteritis, algo que no tenía control alguno. Hay que decir que con esta caída en las inasistencias, el Estado se ahorra aproximadamente unos $110 millones, porque no tiene que pagar dos veces por el mismo cargo", calculó Suárez.

Más allá de la defensa gubernamental del ítem aula, en la Justicia laboral y civil se presentaron por lo menos 10 acciones de amparo de docentes contra esa innovación paritaria, pero fueron desestimadas.

Empleados judiciales en la mira
En la propuesta paritaria que finalmente se aplicó por decreto el 22 de este mes a los empleados del Poder Judicial, se incluyó el ítem asistencia perfecta, que representa el 1,5% de la asignación de clase de cada trabajador y que se pagará sólo a quien haya cumplido con todos los días hábiles del mes anterior.

Esta incorporación en la última negociación paritaria, responde, justifican desde el Gobierno, a la abultada cantidad de licencias que se detectaron en ese sector después del 2013, cuando el Poder Judicial eliminó la pérdida de presentismo por razones de salud o por estudio.

"Desde ese año las licencias pasaron de ser 7.183 en el primer semestre a 9.794 en los 6 primeros meses del 2015. En la Corte nos decían que el año pasado de 4 empleados estatales 3 estaban de licencia y sólo uno trabajaba. No podemos pensar en un mejor servicio con ese nivel de ausentismo", lanzó el representante del Gobierno, que defendió la herramienta aunque aún no se mide su eficacia.
Regidos por los días de paro que el área de Liquidaciones no pagó en el 2015 y comparando con los días "caídos" este año, desde el Gobierno presumen que en el 2016 hubo 27% menos de días descontados por huelgas.
Fuente:

Más Leídas