Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 06 de junio de 2016

El 74% de las mujeres tiene una baja ingesta de calcio

Es la conclusión de un informe de la Universidad Maza que entrevistó a 600 féminas de 10 a 65 años.

Un estudio realizado por la Facultad de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Maza mostró que el 74% de 600 mujeres encuestadas de entre 10 y 65 años tienen una ingesta de calcio por debajo de 500mg por día –lo recomendado es de 1.000mg diarios–. El porcentaje más bajo se detectó en las clases sociales de menores ingresos.

Esto asociado al sedentarismo, que varía de 48% a 64% a medida que se incrementa la edad, al tabaquismo, al consumo de anticonceptivos (interferentes de la absorción de calcio), llevan a tener una incidencia del 6% de osteopenia y 30% de osteoporosis en las mujeres por encima de los 50 años.

"Estos datos que arrojó el estudio son importantes porque significa que los riesgos de padecer problemas óseos es mayor. Por eso se hace imperioso incrementar el consumo de productos lácteos en todas las edades", comentó la licenciada Cecilia Llaver, decana de la Facultad de Ciencias de la Nutrición de la Universidad Maza.

El trabajo tuvo como finalidad "contribuir a incrementar el conocimiento y a posibilitar la mejora de un problema de salud pública en nuestra población, como es el bajo consumo de calcio y su incidencia en fracturas en todas las edades y osteoporosis en edad adulta", indica el estudio.

A modo de conclusión, los especialistas que intervinieron en este proyecto indicaron que "la cantidad de calcio aportada por los alimentos que integran la dieta de la población del Gran Mendoza no alcanza a cubrir los requerimientos diarios". Con este proyecto se espera contribuir con los profesionales de la salud, aportando una guía práctica y real sobre los aportes nutricionales de estos alimentos.

El calcio es el mineral con mayor presencia en el organismo y el cuarto componente del cuerpo después del agua, las proteínas y las grasas.

Es equivalente al 1,5 a 2% de nuestro peso corporal. De esto, casi un 99% se concentra en los huesos y dientes, el 1% restante se distribuye en el torrente sanguíneo, los líquidos intersticiales y las células musculares.

"Debido a que muchos niños y adolescentes no están consumiendo la cantidad que necesitan de calcio, el número de huesos rotos y fracturados continúa aumentando en el país como también la osteoporosis en edad adulta, con el consiguiente desmejoramiento en la calidad de vida de nuestra población", dice el informe.

"Una ingesta diaria adecuada de calcio, obtenida a través de la dieta, ayuda a disminuir la hipertensión arterial, siendo el efecto más beneficioso en aquellas poblaciones en donde la ingesta de calcio es insuficiente", señala un estudio presentado por la licenciada Rosana López sobre calcio e hipertensión.
Fuente:

Más Leídas