Mendoza Mendoza
martes 12 de abril de 2016

Dos meses después del alud, ni noticias del nuevo puente

La obra que se debe realizar en la ruta a Chile, entre Potrerillos y Uspallata, ni siquiera ha sido licitada. En un primer momento se habló de que en 6 meses podía estar habilitado. Ahora todos miran a 2017

Ni obreros trabajando ni máquinas moviendo la tierra ni las primeras sombras de un nuevo puente. Ese es el panorama entre los kilómetros 1.125 y 1.126 de la Ruta 7, en el tramo entre Potrerillos y Uspallata, donde a principios de febrero el puente original que constituía la ruta se desmoronó producto de las fuertes tormentas. La construcción de la nueva conexión no tiene fecha de inicio y mucho menos de conclusión.

Pasados más de dos meses desde que tres aludes, uno de ellos encauzado por el arroyo El Tigre, provocaron la destrucción de ese puente en la ruta que une a Mendoza con Chile, y a pesar del anuncio de que instantáneamente se comenzaría a trabajar en la construcción de un nuevo puente en ese mismo lugar, todavía no está enviado el proyecto ejecutivo a licitación y, por el momento, se sigue utilizando el by pass de emergencia y el puente Bailey.

De la obra se hará cargo la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), que tiene un grupo de especialistas en el tema encargándose de la preparación del proyecto ejecutivo. Sin embargo, aún no hay fechas ni de presentación del proyecto y, de aprobarse, tampoco de licitación para concretar la construcción.

Aunque en un primer momento se plantearon seis meses para los trabajos, dado que no se trata de una obra simple, ese plazo ya no se cumplirá. "No hay mucho apuro porque por más de que llamemos a licitación ahora, tenemos que esperar que pase el invierno. Y después tenemos que hacer una etapa en primavera antes de que nos agarren las lluvias de verano, que tampoco dejan trabajar", aseguraron desde Vialidad.

Lo que sí dejaron claro desde la Dirección es que no se hará una reconstrucción del puente caído, sino la construcción total de uno nuevo, más alto y más largo, características que se están analizando en el anteproyecto. El aspecto negativo es que la obra que está a cargo del ingeniero Daniel Rodríguez, jefe de la División Obras, no estará lista antes del invierno, y probablemente, tampoco antes del verano de 2017.

Viajes complicados
Cruzar a Chile durante el verano fue una odisea producto de las reiteradas tormentas, que provocaron una serie de aludes que impidieron la normal circulación. Para colmo, en los primeros días de febrero uno de ellos causó el colapso del puente aludido, dejando un enorme socavón de 10 metros de profundidad.

En aquel momento, más de 200 vehículos quedaron varados en la ruta y quienes retornaban de Chile tuvieron que apelar a vías alternativas para viajar. Hasta hoy se sigue utilizando el by pass y el puente Bailey, enorme estructura aportada por la DNV, que permite el tránsito de todo tipo de vehículos.
Fuente:

Más Leídas