Mendoza Mendoza
lunes 09 de enero de 2017

Destrozos y pérdidas totales en los cultivos dejó la tormenta en el Sur mendocino

El viento y el granizo hicieron estragos, sobre todo en Jaime Prats, Real del Padre, El Juncalito y Los Compartos. Varias fincas quedaron "peladas"

Un verdadero vendaval con abundante lluvia y precipitación de granizo se desató en la noche del sábado y afectó zonas de San Rafael y parte de General Alvear.

El fenómeno provocó daños de toda índole. La celda granicera se llevó lo que quedaba de producción en fincas de Jaime Prats y Real del Padre, ambos distritos de San Rafael, y también en parajes como El Juncalito y Los Compartos, entre otros, de Alvear.

Pero no fue lo único: los vientos huracanados causaron voladuras de techos, tiraron árboles y voltearon postes de las líneas de energía eléctrica. Quedaron cables cortados en el suelo por doquier. El área más afectada fue Real del Padre.

"Da pena ver cómo quedó esto", confesó Jorge Pizarro, titular de Defensa Civil de la Comuna sanrafaelina, mientras recorría las zonas afectadas.

La tormenta comenzó a demostrar toda su fiereza poco antes de las 21. El viento llegó acompañado de una lluvia torrencial y completó un panorama muy negro el granizo de pequeño tamaño, pero en grandes cantidades lo que hizo que en pleno verano, las zonas quedaran sumidas en un extraño invierno.
En Alvear, hubo parajes afectados, pero el mayor daño se concentró en Real del Padre y también en una parte de Jaime Prats, ambos distritos sanrafaelinos.

"Las fincas están peladas, la fruta que se salvó de la helada ya no existe y los que plantaron tomate, como alternativa a lo que se perdió con la helada, se quedaron con las manos vacías. También tenemos muchas voladuras de techos y árboles caídos. Trabajamos con Desarrollo Social en la asistencia de los afectados", dijo Pizarro, de Defensa Civil de San Rafael.

En la faz eléctrica, Mauricio Iboldi, de Cecsagal, utilizó los medios de comunicación para comunicar a los vecinos: "Va a ser muy difícil que podamos restablecer el servicio hoy (por ayer). Entendemos la desesperación de la gente que está desde anoche sin energía, pero es impresionante el destrozo que provocó la tormenta", dijo.

Según explicó Iboldi: "El viento volteó postes o los rompió, los árboles cayeron sobre las redes, hay cables cortados y tirados en el piso por todos lados. Encima, hay calles por las que no podemos pasar, todavía están anegadas o cortadas por los álamos que las cruzan de un lado a otro".

Desde la distribuidora con sede en Alvear, trabajan desde el sábado por la noche a full tratando de recomponer las redes eléctricas, pero al verse sobrepasados por la situación, pidieron apoyo a Edeste, en San Martín, y Cospac, en Bowen.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas