Mendoza - Mendoza Mendoza
jueves 04 de agosto de 2016

Desde Irrigación afirman que Potrerillos ya perdió 20% de su capacidad

Según datos oficiales, se debe a la acumulación de sedimentos en el fondo de la represa. Es un fenómeno característico de este tipo de diques.

El dique Potrerillos sobre el río Mendoza, la última obra hídrica mendocina de gran magnitud, perdió desde que empezó a ser llenado, el 20% de su capacidad debido a la acumulación de sedimentos causada por la propia decantación de sólidos en este tipo de represas. Por eso Irrigación comenzará los estudios para hacer obras de contención de restos y así alargar su vida útil.

El embalse Potrerillos, que comenzó a ser llenado en 2001 durante la gestión de Roberto Iglesias como gobernador de Mendoza, tiene 450 hectómetros cúbicos de capacidad. En estos casi 15 años –oficialmente el llenado se inició el 10 de diciembre– perdió 90 hectómetros cúbicos, según datos de Irrigación. De continuar con este mismo ritmo, en 60 años el dique pasaría a ser historia, dado que su capacidad quedaría colmada por sedimentos.

El superintendente del Departamento General Irrigación, José Luis Álvarez, sostuvo que comenzarán a realizar los estudios para iniciar obras que mitiguen esta situación de pérdida de capacidad y colocar, en un futuro, "trampas" de sólidos para que el agua que llegue al embalse esté más limpia.

"Tenemos que iniciar estudios para que no se pierda más capacidad, a la espera de otras obras que necesitamos", explicó Álvarez.

cuadrito-potre.jpg

"El agua en el río es marrón, tiene sólidos que están en suspensión, pero que cuando llegan a la represa decantan y caen al fondo y ocupan lugar de la capacidad. Y eso es lo que ha pasado en Potrerillos que se está llenando de sedimentos", agregó.

Álvarez afirmó que hay que mitigar el 20% de capacidad de acumulación de agua que ya perdió Potrerillos, por lo que van a ver primero en dónde están ubicados los sedimentos para estudiar luego si se puede hacer algún tipo de obra de recrecimiento. Una de las opciones es colocar "paredones" de cemento a lo largo del río Mendoza, que funcionen como diques para que detengan parte de los sólidos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas