Mendoza - Malargüe Malargüe
sábado 24 de septiembre de 2016

Derrame en un pozo de YPF: el Gobierno remediará la zona

Ayer inspectores de Ambiente viajaron al lugar para determinar las tareas a realizar. Aclararon que no fue crudo sino agua con petróleo lo que se esparció en el suelo

El Gobierno de Mendoza salió a explicar su actuación en el derrame de agua con petróleo, producto de la pinchadura de un caño, en la zona de El Portón, en Malargüe. La explotación de estos pozos es de la empresa YPF.

Si bien no se trata de crudo el producto que se volcó en aproximadamente 40 m2, sostuvo la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, el Gobierno hará los trabajos de remediación de la zona afectada.

Tanto la funcionaria como el director de Hidrocarburos, Santiago Fernández Herrero, sostuvieron que el protocolo de actuación que se debe seguir cuando sucede este tipo de incidentes –consiste en dar aviso antes de las 12 horas de ocurrido el hecho, para que el Gobierno pueda realizar las acciones correspondientes– se efectuó en tiempo y forma. Es decir, YPF puso en alerta al Ejecutivo el jueves luego de las 18, que fue la hora en la que se produjo la pinchadura del caño.

Skalany explicó que ese día mientras operaba una máquina en la zona de El Portón, ésta perforó un caño con agua de reinyección, que es el producto que se extrae de los pozos y se separa del crudo. Esa misma agua, con hidrocarburos, se reinyecta para aumentar la presión del reservorio. Esto fue lo que se derramó.

Si bien es agua con contenido salino, es decir que si se hubiera derramado en zona cultivada o en el agua podría afectarla, no es este el caso.

La pérdida fue de un total de 15m3, de los cuales la funcionaria afirmó que se han recuperado 14m3. Hay que aclarar que el Gobierno primero analizará si el residuo que queda puede considerarse peligroso o no, en función del porcentaje de hidrocarburos que tiene. "Muchas veces al ser porcentajes bajos, la propia naturaleza remedia el sitio y no hace falta hacerlo artificialmente", manifestó la funcionaria.

"Generalmente la remediación consiste en sacar la tierra, llevarla a lugares que se llaman repositorios, dentro de los yacimientos, sitios que están habilitados y cerrados. El proceso implica sembrar bacterias o levaduras autóctonas, a las que se las estimula con agua y oxigenación. Esas propias bacterias van degradando las moléculas de hidrocarburos", describió la directora de Protección Ambiental.

Multas

En cuanto a si a YPF le cabe alguna multa por el suceso ambiental, los funcionarios desestimaron esta posibilidad. Esto porque, aseguraron, se han llevado todos los protocolos de seguridad obligatorios.
La directora de Protección Ambiental explicó que éste y otros incidentes son situaciones que forman parte de la cadena de producción y que la obligación que tiene la empresa es la de informar al respecto. Ellos avisaron a tiempo, afirmó Skalany.

Acerca de lo que debe hacer el Gobierno una vez puesto sobre aviso, tiene que ver con la gravedad del hecho. Si es de menor envergadura, con el protocolo basta. Si es mayor, se determina una inspección a la zona. En este caso, inspectores de Ambiente viajaron a Malargüe ayer a la mañana para constatar lo sucedido.

"Una máquina que realizaba maniobras en la zona provocó la pinchadura de un ducto transportador de agua que se utiliza para la producción petrolera en la zona. El líquido quedó contenido en el perímetro del incidente, sin tener impacto sobre ningún curso de agua. La situación ya se encuentra controlada", remarcaron en un comunicado desde YPF.
Fuente:

Más Leídas