Mendoza - Daniel Carniello Daniel Carniello
viernes 10 de junio de 2016

Denunciaron extorsión de un fiscal para que declararan en contra de Carniello

Piden protección a un juez de Garantías y acusan al fiscal Bancalari de obligar con amenazas al ex datero de Carniello y a su hijo a declarar en contra de éste.

La escandalosa disputa político judicial para sacar de la Justicia al fiscal Daniel Carniello tuvo otro giro inesperado, cuando un imputado denunció al fiscal especial Juan Manuel Bancalari de extorsionar a su padre para que declarara penalmente en contra de Carniello.

La extorsión, según la presentación judicial, incluyó una promesa de Bancalari de quedar ambos presos por mucho tiempo si no accedían y hasta una advertencia de riesgo de muerte si no aceptaban la oferta, que consistía en un acuerdo de pena por causas pendientes.

Diego Enzo Stuto, quien salió a la luz pública a fines del año pasado como el datero del fiscal Carniello, y su hijo Renzo Stuto habrían sido las víctimas del "apriete" en la Fiscalía Especial a manos del fiscal Bancalari, tal cual lo denunció Renzo en un hábeas corpus que presentó ante el Quinto Juzgado de Garantías.

A través de este recurso, Renzo Stuto le pidió al juez Marcos Pereira que le garantice protección urgente para él, liberado hace pocos días, y para su padre, Diego Enzo–sigue preso–, argumentado que la vida de ambos corre peligro tras las advertencias que le adjudican al fiscal especial Juan Manuel Bancalari.

Renzo Stuto denunció en la presentación del recurso que el 18 de mayo pasado se produjo el supuesto "apriete" cuando él y su padre fueron llevados ante el fiscal especial Juan Manuel Bancalari.

Asegura que quedaron a solas con el magistrado con el abogado Víctor Ábalos, quien ofició de intermediario, pero que él fue enviado a la celda y el fiscal habló sólo con su padre y el letrado.

La oferta sin opción
En el hábeas corpus, Renzo Stuto indicó que Bancalari les ofreció un acuerdo de pena por las causas pendientes, que incluía la libertad para él y en breve para su padre. Explicó que la aceptaron porque no tenían alternativa.

Ya en libertad Stuto denunció que "el doctor Bancalari manifestó que la condición para que se llevara a cabo su propuesta era que mi padre (Diego Stuto) tenía que declarar en contra del doctor Daniel Carniello".

Aseveró que "Bancalari agregó que en caso de que no aceptáramos la íbamos a pasar muy mal ya que la Cámara de Apelaciones nos rechazaría la prisión domiciliaria".

En su relato destacó que "lo más grave fue que nos aseguró que de no acordar con él no saldríamos vivos de la cárcel, porque él tenía la posibilidad de hacer correr el rumor entre detenidos muy peligrosos de que nosotros éramos informantes y ellos estaban presos por nuestra culpa".

Explicó que el intermediario entre el fiscal y ellos fue "el doctor Víctor Ábalos", que les exigieron que él sería su abogado en el acuerdo y no su actual defensor, Pablo Cazabán.

Además, Renzo Stuto afirmó que el rol de Ábalos es porque le hacía un favor al fiscal en la investigación contra el ex intendente Luis Lobos.

Cazabán confirmó a Diario UNO que "me enteré al otro día que el 18 de mayo se hizo una audiencia con Diego Enzo y Renzo Stuto, me revocaron la designación como defensor y la de mi colega Juan Pablo Chales y designaron a Víctor Ábalos. Hay un acta realizada formalmente".

Ábalos ya ha sido abogado de Diego Enzo Stuto en el pasado y fue quien le compró el auto al fiscal Carniello, operación comercial que la Procuración, a cargo de Rodolfo González, utilizó equivocadamente para querer destituirlo porque denunció que se lo había vendido al sobrino del datero, cuando en realidad Carniello se lo había vendido al abogado.

La sombra de la Procuración
Según Renzo Stuto, en esa reunión "Bancalari dijo que había ordenado nuestra detención porque seguía instrucciones de la Procuración, que no tenía motivo para detenernos pero que lo presionaban mucho para que la investigación sirviera para destituir a Carniello".

Precisó que "Bancalari dijo que la única prueba que podía tener contra Carniello era nuestro testimonio y que para nosotros era la única forma de recuperar la libertad".

"O hablan o se comen muchísimos años en cana", les habría dicho.

Diego Enzo Stuto, personaje del mundo delictivo con varias causas por estafas, fue conocido públicamente como el datero de Carniello porque ofició como informante de éste en diversas investigaciones.

Por Stuto, Carniello fue desplazado de la fiscalía especial a la de Guaymallén y denunciado por su jefe máximo, el procurador Rodolfo González, por supuestas irregularidades y delitos que surgían y que nunca fueron comprobados, de unas escuchas telefónicas entre el fiscal y el datero. El lugar de Carniello sería ocupado por el fiscal Bancalari.

Por esto también se impulsó un jury de destitución contra Carniello, que fue rechazado, aunque la Procuración volvió a la carga con nuevas denuncias contra el fiscal.

En el medio de esas denuncias Bancalari libró la captura contra Diego Enzo Stuto y su hijo Renzo por diversas estafas y los metió presos.
Fuente:

Más Leídas