Mendoza - Alfredo Cornejo Alfredo Cornejo
jueves 05 de octubre de 2017

Denuncia penal tras el escándalo en San Martín

El senador Orts dijo a Diario UNO tras la agresión a Cornejo: "Presenté la denuncia penal en la fiscalía de San Martín".

En reversa y con su chofer pisando el acelerador a fondo, el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo interrumpió y abandonó abruptamente el jueves un acto en el que iba a inaugurar una importante obra de cloacas en San Martín, hasta que estalló un inesperado revuelo entre los 200 vecinos, asistentes y militantes presentes, que terminó con discusiones más calientes que el Zonda reinante y acusaciones cruzadas entre el oficialismo y el PJ mendocino.

Desde el Gobierno de Mendozaacusaron, sin medias tintas, al intendente de San Martín, Jorge Giménez (que había sido invitado al acto) de "llenar de patoteros el lugar" para frustrar la inauguración, en lo que se podría interpretar como un jugada de contracampaña contra el oficialismo.

Las acusaciones llegaron del titular de Servicios Públicos, Natalio Mema, y de un senador provincial. No así del gobernador Cornejo, que ayer por la tarde, respondió negativamente cuando se le preguntó si está enojado con lo sucedido y si tiene algún problema en San Martín.

Desde el peronismo tampoco se quedaron callados. El intendente Giménez negó haber montado la maniobra que le imputan y algunos dirigentes dejaron entrever que hay un malestar entre los intendentes justicialistas.

evita 3.jpg

Dicen, en estricto off the record, que el gobierno de Cornejo se apropia de las obras que los caciques habían tramitado e iniciado en gestiones anteriores, para inaugurarlas él y beneficiarse electoralmente.
La confrontación por lo sucedido ayer superó lo estrictamente territorial e institucional y llegó a las redes sociales y a la Justicia penal.

En Facebook se replicaron imágenes parciales del incidente y se mostró un video del senador radical José Orts discutiendo cara a cara con el intendente Jorge Giménez.

El posteó que circula en la web le adjudica a Orts, en el video subtitulado, haber insultado al intendente diciéndole "hijo de puta".

La conversación de ambos queda tapada por el bullicio del momento y verdaderamente hay que hacer un gran esfuerzo, tras verlo varias veces, para concluir que haya existido tal insulto.

A la vez, el senador Orts dijo a Diario UNO: "No insulté a Giménez, al contrario, el intendente me insultó, me dijo que me iba a cagar a trompadas y por eso, presenté la denuncia penal en la fiscalía de San Martín".

En el video, Orts y Giménez se estrechan la mano con fuerza, con cara de pocos amigos, ambos con la mirada altiva hacia el otro, pero tampoco se puede deducir de la imagen la presunta amenaza del jefe comunal. Sólo queda claro que ambos se hablan y no es pura amistad.

Al respecto, el intendente Giménez dijo lo suyo y señaló: "Estoy molesto con un legislador, el senador Orts, que se pasa descalificando al gobierno que eligió la gente de San Martín. Él tiene que preocuparse por traer cosas al departamento".
Agradecieron a Macri y se armó
La red de cloacas cuya inauguración se frustró ayer tiene 17 kilómetros, costó $17 millones y beneficiará a unos 3.800 vecinos de cinco barriadas del sur de la ciudad de San Martín, que según los lugareños "son barrios recontra peronistas".

Fue la propia comunidad de esos barrios la que se organizó hace ocho años e inició las gestiones en el municipio en 2009 para tener cloacas.

La Comuna participó. Luego intervino el EPAS (Entre Provincial de Agua y Saneamiento) y después pasó al Enohsa (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento) donde quedó paralizada.

Recién en 2016, la obra de cloacas se reactivó y se concluyó este año, y ayer iba a ser entregrada.
Por eso estaba en el acto el funcionario nacional Luis Germán Jahn, titular de Enohsa, quien fue el primero en comenzar con las palabras alusivas.

No había superado los dos minutos cuando Jahn agradeció a Mauricio Macri por la obra, recalcando: "Cumplimos con el mandato del Presidente de llevar agua potable y cloacas a todo el pueblo argentino".
Fue la chispa que fogoneó el abucheo en el reducto "recontra peronista" como dicen los lugareños aunque en el Gobierno están convencidos de que "es la patota de Giménez".

Vino el abucheo, un clarísimo "Macri gaatooo", que derivó en gritos y algunos insultos y el coreo de buena parte de los presentes a favor del intendente, vivando "Gimeeenez, Gimeeenez".

evita 2.jpg

Entre los vecinos también había militantes del peronismo. Se podía ver gente con pancartas escritas a mano que alentaban al intendente, aunque en más o en menos, todos coinciden en que no eran muchas las pancartas ni los militantes.

La situación estalló en segundos y no superó los cinco minutos antes de que se pusiera fin al acto.

El titular de Enohsa no pudo seguir hablando y el gobernador, ante el espeso clima que se generó se subió al auto oficial y se fue a toda marcha.

El revuelo, rebozado de versiones encontradas e interesadas, crepitó en el aceite hirviendo de la campaña tras la partida del mandatario.

El titular de Servicios Públicos, Natalio Mema, acusó: "Por cortesía invitamos al intendente Giménez para la inauguración y traen una patota para empañar el acto".

El senador Orts incriminó: "Quienes estaban ahí eran dirigentes y punteros de Giménez. Habían carteles que decían "Vamos Jorge". El video que me hacen no es espontáneo. Todo esto salió del Municipio".
Fuente:

Más Leídas