Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 29 de marzo de 2016

Demandaron a 3 médicos y al Hospital Español por el caso Guadalupe Codes

Lo hizo Pablo Cazabán, abogado de la familia de la nena que murió el año pasado por una presunta mala praxis realizada en ese centro asistencial privado.

El abogado Pablo Cazabán, representante de la familia de la pequeña Guadalupe Codes (9), que murió por una presunta mala praxis que se originó en el Hospital Español, interpuso este lunes en la Justicia de Mendoza una demanda civil contra tres de sus médicos y alcanza a la propia institución.

Los profesionales demandados son la jefa de Hematología, Viviana Bacciedoni, y su pareja, Francisco del Río, responsable del Servicio de Hematología, y la pediatra Andrea Piatti.

Las dos médicas, apenas sucedió el grave caso de Guadalupe Codes en instalaciones del Español, fueron imputadas en una primera instancia por el fiscal de Godoy Cruz, Horacio Cadile, por el delito de lesiones graves.

Sin embargo, cuando la pequeña falleció en el hospital Notti tras agonizar dos meses –el 20 de noviembre del año pasado– el Ministerio Público decidió cambiar la carátula a un delito más severo.

Cadile, previamente, tomó numerosas testimoniales y declaraciones a ambas médicas, acusadas de colocar, la primera vez, vincristina en la médul, y la segunda inyección de la misma droga por vía endovenosa. Así es como la situación de Bacciedoni y Piatti se complicó porque se les endilgó homicidio simple con dolo eventual.

Esto conlleva una pena grave que va de los 8 a los 25 años de cárcel en el supuesto caso de ser halladas culpables por un tribunal.

Según el Código Penal, el homicidio con dolo eventual se produce cuando el imputado se representó en su mente el daño que podía ocasionar con determinada acción y aún así siguió actuando de esa forma.

Según varios testigos que declararon en la causa, las médicas Bacciedoni y Piatti –esta última pediatra–se habrían apartado del protocolo a seguir ante un tratamiento de leucemia, lo que originó la colocación errónea de la droga en la médula. Es decir, al evitar el procedimiento correcto, ellas sabían que podían causar ese mal.

Lo ocurrido a Guadalupe en el Español trajo aparejadas varias marchas, en las que muchísimas personas cortaron la avenida San Martín en Godoy Cruz, frente al hospital, para pedir justicia.

A estas marchas, en las que el dolor fue una constante, le siguieron otras en las que se pidió que a ambas profesionales se les suspendiera la matrícula.

No fue así porque aún hoy Bacciedoni presta servicio en el mismo nosocomio.

La demanda de ayer se hizo dentro del proceso penal, como lo permite el Código Procesal.

El reclamo interpuesto por Cazabán contra el Hospital Español se funda en la obligación que tiene el nosocomio de responder por la actuación de sus empleados.

En igual sentido se extiende la responsabilidad a Del Río, ya que como jefe del servicio de Hematología tenía a su cargo la obligación del cumplimientos de los protocolos médicos y también, la responsabilidad por el desempeño de Bacciedoni y Piatti.

-Guadalupe fue internada el 24/8/2015 en el Español para su primera sesión de quimioterapia y fue atendida por Bacciedoni y Piatti. Le colocaron intratecal (en la médula) un medicamento, altamente neurotóxico, llamado vincristina, que debe ser suministrado únicamente vía endovenosa.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas