Mendoza - Facebook Facebook
domingo 28 de agosto de 2016

Del Lagomaggiore a su pasión: el fisicoculturismo

Fernando Vera Vázquez, quien estuvo al frente del hospital de 2014 a 2015, volvió a competir con su musculatura. Había dejado de intervenir en torneos en 1999 y este año volvió a participar en certámenes. Es abogado y contador.

Fernando Vera Vázquez (49) recorre los Tribunales con el mismo pulso que hace un tiempo caminaba el hospital Lagomaggiore. Viste de traje, zapatos en punta y camisa abrochada hasta el cuello. Litiga en el fuero Penal. Se hace fuerte en los casos de delitos económicos porque es contador y abogado. También es docente.

Las venas se le imprimen en los músculos. Le sobresalen como si fuesen a reventar y luego amaina el relieve, cuando se pasa a la bici fija para hacer la segunda parte del entrenamiento. Una hora de pesas y una de aeróbico. De lunes a lunes. De 7 a 9. Lo único que cambian son los gimnasios: a veces Regatas, otras el de un amigo de él, en la Sexta Sección, de Ciudad.

Meticuloso
Vera Vázquez, ex director del Lagomaggiore, que ocupó ese cargo de principios de 2014 a fines de 2015, "volvió a las tablas después de 16 años", según publicó en su cuenta de Facebook.

Si bien nunca dejó las mancuernas, la rutina que usa desde que abandonó la función pública (hace nueve meses) volvió a estar al nivel de aquella que lo llevó a ser subcampeón, en 1999, del torneo de fisicoculturismo más importante de la Argentina.

"Es una de las grandes pasiones de mi vida. Llevo casi cuatro décadas entrenando. Empecé a los 12 años porque me llamaban la atención los cuerpos musculosos: admiraba a Arnold Schwarzenegger", dice.

En 1999, fue el último año en el que participó de la alta competencia previo a ingresar en un impasse de una década y media hasta este año, cuando volvió con la cabeza puesta en representar a Mendoza en el fisicoculturismo de mayores.

"'Estás en buena forma' me decían mis conocidos. Por eso me pregunté por qué no hacerlo, ya que este año no iba a estar en la función pública y tenía más tiempo para prepararme y competir", agrega el mendocino, quien participó recientemente en el Torneo Argentino de Fisicoculturismo.

Nivel internacional
Fernando no sólo compitió en sus mejores años, que según él fueron en 1997, 1998 y 1999, en circuitos nacionales, sino que también lo hizo en torneos internacionales.

En Chile, por ejemplo, se midió dos veces y en ambas oportunidades alcanzó el podio.
A propósito, el año que viene tiene pensado competir para ingresar al panamericano, en la categoría de mayores de 50 años.

"Este año no lo hice porque tengo 49. Pero el año próximo lo voy a hacer para no dar ventaja", dice el hombre que ingresó a la función pública de la mano de su íntimo amigo Matías Roby, quien fue uno de los ministros de Salud en la gestión de Francisco Paco Pérez.

Rutina
"Hay dos etapas. La de volumen, en la que adquirís masa muscular, y la de precompetición, en la que hacés dieta, pulís el cuerpo, eliminás la grasa. Eso se hace para llegar magro, con el músculo seco. Se llega prácticamente de plástico para dejar el músculo a flor de piel sin grasa ni agua. Es muy importante llevar una correcta alimentación. Hay que estar muy bien preparado y tener el asesoramiento médico que corresponde", explica.

Docencia
La vida de Fernando no se agota en el derecho, la contabilidad ni las pesas. Dio clases de Contabilidad varios años en el colegio Santa María, que pertenece a la Universidad Champagnat, donde estudió Abogacía. Y también fue profesor en la Universidad Aconcagua, donde cursó para recibirse de contador.
Fuente:

Más Leídas