Mendoza - lluvias lluvias
viernes 04 de marzo de 2016

De no creer: así estaba el ingreso a la escuela Chade, en San Martín

Las continuas lluvias forman lagunas en los accesos a ese colegio público, uno de los mejores conceptuados por su calidad educativa.

En la reconocida y premiada escuela Moisés Chade, ubicada en la zona rural de San Martín pero no muy lejos de la ciudad del Este de Mendoza, las calles de acceso se anegaron con las últimas lluvias. Los docentes y los alumnos pudieron llegar sólo con ingenio, voluntad y también muy embarrados.

La calle Serradilla es una laguna. Lo fue casi siempre en las últimas lluvias cuando la tierra ya estuvo saturada de agua y fue incapaz de seguir absorbiendo tanto. La situación hubiera pasado casi desapercibida y el anegamiento solo lo hubieran soportado en silencio los pocos pobladores de allí. Pero ocurre que empezaron las cases y ahora la laguna es un gran problema.

"Era casi imposible pasar. En el acto de inicio se habló de esto y decidimos tratar de viralizar el problema en las redes. Los chicos que vienen caminando desde la ruta 50 llegan todos embarrados", contó uno de los padres que "por suerte" tiene auto y logró pasar.

La escuela está justo en la mitad del tramo de la calle Serradilla, que va desde la Ruta 50 a la calle Espejo. Siempre ha sido despareja, como casi cualquier camino de tierra rural. Pero esta vez, las intensas lluvias la han trasformado en un lodazal.

"Ya hablamos con Vialidad provincial, que tiene jurisdicción aquí, y ha mejorado con ripio desde la escuela a la calle Espejo, pero todavía falta el tramo que va hasta la ruta 50 y es por donde vienen una gran cantidad de alumnos", contó la directora de la escuela Moisés Chade, Susana Bra-ttelli.

El martes, cuando comenzaron las clases después del paro docente de 24 horas, el agua no solo había anegado la calle, sino que también había invadido parte del predio de la escuela. Debido a que se trata de una escuela técnica de producción agropecuaria con especialización en enología, el establecimiento tiene dos hectáreas de viñedos y frutales y eso permitió que la tierra trabajada absorbiera mejor el agua y en 24 horas ya solo quedaban vestigios de la inundación. Pero en la calle, con el piso comprimido por el tránsito constante de vehículos y camiones de cosecha, el agua formó una gran laguna. Las maquinas de Vialidad improvisaron huellas laterales, para intentar una solución provisoria, pero el acceso ayer seguía siendo complicado.

Alta calidad educativa
A esa escuela concurren cerca de 400 alumnos y 180 docentes, la mayoría de San Martín, Rivadavia y Junín. La Chade tiene fama de tener una muy alta calidad educativa y quienes egresan de allí tienen la posibilidad concreta de conseguir trabajo con cierta facilidad. Incluso hay algunos que logran pasantías en algunas bodegas de la zona y luego son incorporados a la planta permanente.

Con bodega propia
La escuela técnica Chade tiene cultivos y bodega propia. Este año se produjeron allí 10.000 litros de vino Malbec de alta calidad y 2.500 litros de vino espumante bajo el método Champenua.

La institución está equipada, tras un enorme esfuerzo institucional, con una pequeña bodega artesanal con maquinarias de primera línea, en donde el producto es sometido a las más rígidas normas de control y calidad.

Además se producen conservas y dulces de todo tipo, algo que no es una actividad secundaria ya que este año los alumnos también comenzaron a hacer pasantías en la fábrica La Campagnola.

La Chade ha obtenido varios premios en vinos, champán y conservas, y sigue avanzando.
Ahora ha logrado un crédito fiscal de YPF para tener fondos que le permitan ir avanzando en la mejora de todas las instalaciones.
Fuente:

Más Leídas