Mendoza - Fray Luis Beltrán Fray Luis Beltrán
jueves 13 de octubre de 2016

De la novia de Isaías Gabriel Solorza Gantus: "Me destruyeron la vida y a Valentina también"

El joven de 26 años fue atacado, cuando iba trabajar, en la ruta 50 y Sarmiento, de Fray Luis Beltrán.

El asesinato de Isaías Gabriel Solorza Gantus (26), casado y padre de una nena de un año y medio, provocó una gran consternación en Fray Luis Beltrán, que todavía no se sobrepuso del cruento asesinato de la pequeña Trinidad Rodríguez (8), ocurrido en abril pasado cuando iba hacia su escuela. Trinidad fue abusada, luego golpeada con un ladrillo y finalmente quemada.

Este miércoles con el crimen de Isaías, conocido entre sus amigos como Turquito, quien es sobrino del ex ministro de Hacienda y actual senador de Mendoza del PJ, Juan Antonio Gantus, el distrito maipucino quedó desbordado por el dolor. Y es que Isaías –vivía desde hacía 6 meses con sus abuelos, Juan Gantus (80) y María Lies (76), en la calle Sarmiento y Ruta 50– era muy querido por todos los que lo conocieron.

El joven estaba casado con Daiana (20) y tenían una beba, Valentina, de un año y medio.

Como lo hacía todos los días desde hace dos años tomaba el micro de las 5.30 a la vuelta de su casa, sobre la ruta para ir a la bodega La Rural, sita en Coquimbito. Actualmente, hacía turnos de 12 horas.

Cuando estaba llegando a la parada fue interceptado por un sujeto, quien lo obligó a entregarle sus pertenencias y fue entonces cuando una fuerte detonación alertó a los vecinos de que algo grave estaba pasando.

Los vecinos ganaron la calle y vieron un cuerpo tirado en el piso y reconocieron al nieto de don Gantus. Desesperados le brindaron los primeros auxilios, pero fue en vano porque falleció de un tiro certero en la espalda.

El agresor huyó llevándose consigo la mochila, donde había comida, zapatillas y un celular.

Su abuelo, Juan, al ver tanta policía en la esquina le preguntó a un vecino: "¿José, que está pasando allá?" indicando la ruta. "No sé, pero voy a ver", le contestó el hombre. Subió a su camioneta y fue hasta el lugar. Como el cuerpo estaba tapado no podía reconocer a Isaías. Entonces preguntó y todos le respondieron a los gritos: "Es tu vecino".

"Yo no entendí nada", dijo a Diario UNO el hombre, mientras las lágrimas le rodaban por el rostro. "Era un gran chico, muy solidario. Cómo quiere que esté si estamos abandonados por el Estado. Los jueces hacen la suya y los dejan salir por la otra puerta y la policía no se ve. Ha sido un duro golpe a toda la sociedad esto que pasó. Mataron un laburante, el padre de una nena que apenas camina. Pero parece que esto a las autoridades no les interesa. Ellos piensan sólo en sus propios intereses. Por eso la sociedad está huérfana. Si le tocara a uno de ellos la cosa sería diferente y sabrían lo que es perder a un ser querido", concluyó secándose las lágrimas.

"Me quitaron todo"
Daiana apenas puede sostenerse en pie. Su rostro denota un dolor inconmensurable. "Ponga que lo amo y que fui muy feliz al lado de él. Demasiado quizás". Respira hondo como no queriendo entender lo que le pasó. Luego dijo: "Fue siempre un excelente padre. Lo querían todos, un montón .Toda la gente que se movió a raíz de lo sucedido es impresionante".

Daiana se seca las lágrimas y recuerda que tenían muchos proyectos: "Que nos los destruyeron de un minuto a otro. Mejor dicho me destruyeron la vida y a Valentina también porque la privaron de su gran amor que era su papá. Ella tenía todo el derecho de crecer junto a el y él el de guiarla en la vida. Este feriado largo él viajó a Entre Ríos con sus compañeros de la bodega y ella al escuchar que su papá hablaba por celular gritaba toda contenta y aplaudía. Luego lo llamaba: 'Papá, papá'. Ahora no podrá hacerlo más".

En ese momento se quiebra. Se toma la cabeza, la sacude como queriendo escapara de una realidad que la destroza.

Todavía a las 18 los restos de Isaías no habían sido entregados a la familia: "Ponga que lo velamos en Maipú. Que vengan todos los amigos y su familia porque así lo hubiera querido. Será cremado de acuerdo a su voluntad y sus cenizas se llevarán a Entre Ríos, donde pasó días de gran felicidad junto a sus compañeros", terminó entre lágrimas.
A modo de despedida a su Isaías ella escribió su último mensaje en Facebook y lo mostró: "Hasta siempre mi fiel compañero. Solo vos sabés lo que estoy pasando en estos momentos. Te amo bebé de la mamá". Luego un silencio lleno de palabras no dichas.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas