Mendoza Mendoza
miércoles 14 de septiembre de 2016

Cuestionaron las medidas de ayuda a los vitivinicultores

Sorpresivamente las principales críticas a la gestión de Gobierno las hizo el oficialismo en Diputados, frente al subsecretario de Agroindustria, Alfredo Aciar

Entre las heladas, el granizo, el daño que causaron las excesivas lluvias de la última temporada y la persistencia de la plaga de la vid –Lobesia botrana–, las perspectivas para los productores vitivinícolas son negativas. Al menos, así lo consideraron algunos de los legisladores de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, que ayer escucharon al subsecretario de Agroindustria, Alfredo Aciar, respecto de las medidas que se están tomando. Lo llamativo fue que las principales críticas sobre cómo se atienden estos problemas provinieron de integrantes del frente Cambiemos, es decir, del oficialismo más que, por ejemplo, del disidente del bloque FPV, Gustavo Masjtruk, presidente de esa comisión.

Uno de los principales cuestionamientos expresados está referida al ataque contra la Lobesia, ya que por ahora, sólo los recursos enviados por el Gobierno nacional han alcanzado para cubrir unas 20.000 hectáreas, que podrán extenderse a 35.000, con aportes privados y del Ejecutivo provincial, mientras la totalidad de los viñedos afectados alcanza las 130 mil hectáreas, casi la mitad de la superficie plantada en Mendoza y San Juan.

El radical Ricardo Mansur dijo: "Creo que Aciar está superado por un problema muy grave que tiene la Provincia, que es el tema de las heladas y la emergencia en la vid porque está afectada por la Lobesia botrana y están tratando de conseguir fondos por todos lados porque la superficie afectada es de 130.000 hectáreas y van a cubrir menos de un tercio".

Agregó el diputado rivadaviense: "Han conseguido que la Nación ponga el año que viene $300 millones para esto, pero este año serán los productores quienes tendrán que salir a buscar dinero y no están en condiciones. Desde el Ministerio de Economía tendrán que seguir buscando fondos para colaborar con los pequeños productores. Si no, la campaña no va a ser efectiva, porque el ataque a la Lobesia se hace en conjunto. Y todo bien con los que les van a dar las feromonas, pero el vecino tiene que combatir con otra cosa. Es muy difícil tener resultados. Además, hay que ver qué producto se coloca, porque muchos son económicos, pero matan la flora. Por eso, creo que las medidas son incompletas".

Las críticas de Mansur están también relacionadas con otro aspecto, ya que desde 2009 a la fecha, la polilla de la vid creció en forma constante, afectando primero a 1.500 hectáreas y extendiéndose a las 130.000 sobre gran parte de las mejores zonas productivas. En este sentido, Aciar informó que los fondos nacionales fueron de $50 millones, con productos enviados en camiones con la técnica de la confusión sexual para evitar que se reproduzcan las polillas, para lo cual podrán cubrir estas 20.000 hectáreas en San Martín, donde el daño es más pronunciado. Para el Valle de Uco, la Provincia colocará $8 millones para estos fines.

Aciar también afirmó: "Hay un compromiso de la Nación de destinar $300 millones para la lucha contra la Lobesia botrana en el 2017, ya que este año no fue posible incluir el monto asignado por ley para esta tarea por una cuestión temporal".

En cuanto al funcionamiento del fondo compensador para asistir a los productores que sufrieron heladas, el demócrata Marcos Niven indicó: "De lo que escuchamos acá está claro que todo son posibilidades, pero creo que el productor necesita cosas más concretas, ya que todo está en estudio y depende de Nación. Por otra parte, de los 3.000 productores que acudieron a solicitar ayuda por las heladas, 1.500 se sumaron este último tiempo, pero seguramente hay más productores afectados y el Gobierno se va a quedar corto con la asistencia".

Por último, el legislador señaló: "El fondo solidario no cumplió en tiempo y forma el pago de la asistencia a los productores que tuvieron daños en años anteriores y por eso, hay cada vez menos adeptos, gente que se fue porque no les pagaron. Por eso, estos 3.000 productores son muy pocos y no cubren ni de cerca las necesidades, por lo que perdió eficiencia. Si bien hay un nuevo sistema en estudio, lo cierto es que no está implementado y estamos en veremos".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas