Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 20 de mayo de 2016

Crisis en el Zoo de Mendoza: denunciaron que se podrían haber evitado las muertes

El fallecimiento de otros seis ejemplares ayer desató una ola de críticas de los trabajadores del paseo, de sindicalistas de ATE y de legisladores de la oposición, quienes realizaron un recorrido y salieron espantados.

La situación del Zoológico de Mendoza era una bomba de tiempo y estalló. Entre gritos, los trabajadores del paseo, los sindicalistas de ATE Jorge Chávez y Raquel Blas, acompañados por diputados del justicialismo y de la izquierda renovaron las acusaciones contra la gestión actual por no acertar en las medidas preventivas que pudieron evitar la muerte de medio centenar de animales, sumado a seis nuevos fallecimientos que se produjeron este jueves mientras la pelea transcurría.

Una imagen irrefutable resultó ser la cría de una cabra Juan Fernández en manos de un veterinario, para diluir cualquier explicación oficial sobre los motivos de los reiterados decesos: el frío inusitado, el hacinamiento por la falta de control de la natalidad, infecciones y un posible caso de intoxicación con el pasto que comen.

Los veterinarios denunciaron que los ciervos y los gamos, los más afectados hasta ahora, no reciben su alimento balanceado que los ayudaría a pasar el invierno, porque el guano inundó los corrales al no ser retirado antes de los fríos, atascando el agua de lluvia, que no filtra en la tierra, y tampoco pueden hacer nada por separar a los machos más agresivos de las especies más débiles porque las telas están todas rotas y nunca se hicieron recintos nuevos en lugares más altos, como para contener provisoriamente a los heridos.

De hecho, un informe sobre las necropsias de 12 animales fallecidos entre el 5 de marzo y el 21 de abril indican que todos sufrieron traumatismos graves, de cráneo, de tórax, daño en la región cervical, hemorragia pulmonar por perforación, fracturas pelvianas, lesión traumática en pared renal, lo que muestra las derivaciones del ataque entre animales y descarta, en estos casos, infecciones o intoxicaciones.

Y ahí radica la mayor pelea entre ambas partes, porque los animales deberían tener recintos apartados, lo que facilitaría todo el resto, como limpiar, darles de comer de forma apropiada y hacer un mínimo toldo. La nueva gestión dice que no puede en tan poco tiempo solucionar el problema y los trabajadores y legisladores sostienen que tuvieron los elementos necesarios para hacerlo, porque fueron advertidos por nota de las tareas previas indispensables y porque en marzo pasado tuvieron los recursos al contar con la declaración de emergencia para el Zoo.

De todos modos, ya está en marcha la construcción de un nuevo recinto frente al sitio del chancho tapir, pero falta llevar agua y hacer los comederos.

Freno al proyecto de ecoparque
En ese contexto, el presidente de la Comisión de Ambiente de la Cámara de Diputados, José Muñoz, informó que el martes próximo pedirán – junto con el bloque entero del Frente para la Victoria y los legisladores del Frente de Izquierda– la suspensión del tratamiento del proyecto de conversión del Zoológico en ecoparque hasta tanto se solucionen los problemas actuales.

Sin embargo, el tratamiento en esta comisión puede derivar en un despacho en minoría del oficialismo y seguir su paso por las comisiones de Hacienda y de Legislación, para llegar al recinto, o pedirlo sobre tablas, o imponerlo por mayoría simple, lo que aún no han decidido los miembros del radicalismo, porque la idea hasta ahora era obtener el mayor consenso posible.

Nuevas presentaciones
Luego de que Fiscalía de Estado enviara un pedido de informe sobre las necropsias de los últimos animales fallecidos en el término de cinco días, ayer en la mañana recibió otra denuncia firmada por los legisladores opositores, con la que adjuntaron varios documentos, como las notas enviadas a la directora Mariana Caram pidiendo que se hicieran los trabajos preventivos en el verano, las denuncias de ATE y los informes de las necropsias, como para sustentar el argumento de que pudieron evitarse las muertes de estos ejemplares si hubiesen actuado a tiempo.

Analizó los elementos tóxicos
Otro de los elementos que suman más polémica a la discusión sobre el manejo del Zoológico, es un informe del INTI fechado el 5 de mayo pasado, donde indica que luego de analizar una serie de elementos tóxicos que pudieron matar a los animales, no se encontraron en la cantidad que pudiera haberles hecho daño.

Por otro lado, desde el Gobierno decidieron hacer silencio en cuanto a colocar sanciones a los trabajadores que participaron de la discusión a primera hora, junto a los diputados y los sindicalistas. Ni comentaron si se cerrará o no el Zoológico en los próximos días.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas