Mendoza - Mendoza Mendoza
lunes 10 de octubre de 2016

Cornejo ya tiene 3 candidatos para ocupar otro cargo en la Corte de Mendoza

Se trata de Gustavo Castiñeira de Dios, ex subsecretario de Justicia, y de los jueces penales María Alejandra Mauricio y José Valerio.

El abogado constitucionalista Gustavo Castiñeira de Dios y los jueces penales Alejandra Mauricio y José Valerio son los tres candidatos que el gobernador Alfredo Cornejo ya tiene en su escritorio para elegir al remplazante del miembro de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza Herman Salvini para cuando renuncie.

La novedad destapa la certeza del mandatario y su gobierno de que el supremo octogenerario dimitirá en breve de su cargo (aún no lo ha hecho) a causa de su edad y de un severísimo cuadro de salud que sufrió en julio, con 20 días en terapia intensiva y del que salió de milagro.

Castiñeira de Dios fue subsecretario de Justicia en el gobierno de Julio Cobos y es el histórico director de la carrera de Derecho de la Universidad del Aconcagua.

Alejandra Mauricio es la titular del Cuarto Juzgado de Garantías. Antes fue jueza de Instrucción y defensora Oficial de Pobres y Ausentes.

Valerio es juez de la Segunda Cámara del Crimen. Su tarea es condenar o absolver en los juicios orales y públicos. También fue juez de apelaciones y se desempeña como catedrático de la Facultad de Derecho de la UNCuyo.

Valerio tiene un antecedente que muy pocos magistrados poseen. Antes de llegar a la Justicia fue diputado provincial por la UCR.

Salvo que aparezca un inesperado candidato, en los pasillos del Barrio Cívico aseguran que el sucesor de Salvini saldrá de esa terna.

Gustavo Castiñeira está identificado hoy como un cornejista y un soldado, políticamente hablando, con quien el Poder Ejecutivo tendría línea abierta durante las 24 horas. Además, es constitucionalista, especialidad que la Corte de Mendoza no tiene y que necesita.

Mauricio tiene una larga trayectoria judicial y es la candidata femenina que tanto se reclama, ya que hoy no hay una mujer en la Corte.

Mauricio o Valerio serían en la Corte el cortafuegos de la Sala Penal para las posturas jurídicas de Omar Palermo, a quien muchos ven en las antípodas jurídicas del Gobierno mendocino.

El hombre que estaba a punto de renunciar pero que nunca se fue
El juez de la Suprema Corte de Justicia Herman Salvini (83) llegó al máximo tribunal de la Provincia en 1985 y es el integrante más antiguo del cuerpo.

Salvini es una prueba viviente del rumor infundado que cuaja en los medios de prensa año tras año hasta que se diluye en el fracaso.

En 1996, cuando el supremo estaba bordeando la edad jubilatoria, el rumor más fuerte en tribunales era "la inminente renuncia de Salvini".

Con cada gobierno que pasaba el mismo comentario se renovaba para estrellarse con los hechos: Salvini sigue en el cargo hasta el día de hoy.

Por estos días el Ejecutivo descuenta su salida. El juez lo habría dicho, pero la renuncia aún no la presentó.

La pulseada política que le espera al Gobierno: promover a una mujer
Los cargos de los magistrados en la Justicia no tienen cupo femenino, como sí ocurre en la Legislatura. Pero la realidad revela que las mujeres dieron allí una gran batalla, siendo mayoría sobre los hombres en el universo de jueces, fiscales y defensores oficiales a los que se denomina "magistrados".

No obstante, la Suprema Corte nunca reflejó esa mayoría. Sólo una mujer ocupó un cargo en el tribunal en toda su existencia. Fue Aída Kemelmajer de Carlucci. Tras su renuncia en 2010 las mujeres no volvieron al máximo tribunal.

En la Legislatura hay una sólida postura de que el lugar de Salvini debe ser para una mujer y el gobernador deberá evaluar esa opción.

Fuente:

Más Leídas