Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 08 de enero de 2017

Cornejo aspira a duplicar la construcción de casas al año en 2017

Quiere levantar 2.500 viviendas en 2017. Se aceleró al máximo el ritmo de obra y se paga a las empresas dentro de los 30 días, considerado un tiempo récord.

La administración de Alfredo Cornejo quiere casi duplicar la construcción de viviendas por año en Mendoza en comparación con lo hecho por la gestión anterior.

Este es el objetivo que se han trazado en el Gobierno actual con la idea puesta en entregar este año 2.500 viviendas, una cifra que casi dobla el promedio de adjudicación que tuvo el gobernador Francisco Pérez en los cuatro años anteriores, que fue de 1.376 , sumando en total 5.505 unidades.

Para llegar con este número a fines de 2017, se ha acelerado al máximo posible el ritmo de obra de las cerca de 60 empresas constructoras que levantan las casas que hace el Estado, y para lograr ese incremento se aceleraron también los pagos de los certificados de obra por parte del Estado.

Se mejoró el sistema de pago hasta tal punto que ahora los certificados de obra se pagan dentro de los 30 días de presentados por las constructoras, un tiempo récord que achica casi a la mitad el lapso de espera al que estaban acostumbradas las empresas. Esto lo destacó Cornejo en la entrevista que dio días atrás al programa Séptimo Día, que se emite por El Siete.

La regularidad en los pagos está acompañada por más exigencia en la velocidad de terminación de las obras. Hace poco el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) sacó una resolución por la que les ordena a las empresas hacer como mínimo el 4,5% de la obra por mes.

"Hay empresas que han podido agilizar al máximo el trabajo y pueden concretar hasta el 7% de la obra por mes. Otras aún no han podido adecuarse y están por debajo del promedio, pero lo que se les ha solicitado es que deben apurar el ritmo de obra", precisó el titular del IPV, Damián Salomone.

El afán por acelerar las obras es financiero. Porque cuanto más rápido se terminen, menos redeterminación de obra hay que hacer, y menos costo final tienen. Si las obras se demoran mucho, por la inflación reinante, hay que recalcular los costos y se terminan encareciendo mucho, explicó el funcionario.

"La redeterminación de las obras atenta contra el sistema financiero de la provincia; ese es el gran desafío, evitar demoras innecesarias", fundamentó.

Salomone afirmó que una parte de los certificados de obra se siguen pagando dentro de los 60 días porque corresponden a fondos que gira la Nación y no dan los tiempos administrativos para pagarlos dentro de los 30 días como los certificados que se pagan con fondos provinciales. De todas maneras, el objetivo final que se busca, que es acelerar el avance de obra, se está cumpliendo.

Deuda saneada
Esta aceleración del ritmo de las obras se logró luego de que se consiguiera sanear la deuda que había quedado del 2015 con las empresas, a la que se les debían $317 millones, que fueron cancelados con bonos.

Ese monto era la acumulación de unos ocho meses de certificados de obras impagos que quedaron de la administración anterior, producto de la falta de fondos que terminaron en un gran problema: obras paralizadas y grandes deudas con las constructoras.

Gracias a que las empresas aceptaron cobrar la deuda en bonos se logró ocupar en obras nuevas los fondos disponibles en el presupuesto de 2016, de lo contrario no se podrían haber comenzado obras nuevas el año pasado, admitió Salomone.

Reparto en Mendoza
De los 94 barrios que se están construyendo en toda Mendoza, la mayor cantidad de casas se las llevan los departamentos más populosos, es decir Guaymallén, Las Heras y San Rafael. Pero de todas maneras todos los demás también tienen al menos un proyecto en marcha.

Además en el primer cuatrimestre de este año se estima que se llamará a licitación por 35 barrios más, lo que significa un total de 1.576 casas que se sumarán a la lista de viviendas en ejecución.

Lo que la actual administración tiene en mente es reducir, lo máximo posible, el déficit habitacional de Mendoza que llega a las 65.000 viviendas. Un número que ha crecido año a año, sobre todo porque las metas anuales de construcción de casas sociales no se han cumplido en muchas oportunidades, sin distinción política.

Salomone también destacó que las casas que se están contabilizando dentro de las 2.500 anuales que se quieren terminar en el transcurso de este año son viviendas completas iniciadas desde cero.

No se incluyen en la cuentas los créditos para mejoramiento o ampliación de casas, que también están disponibles, aclaró el director del IPV.

La obra pública para el primer trimestre
El Gobierno nacional impulsará un shock de obras públicas en el primer trimestre de este año.

Es la gran apuesta de Mauricio Macri para reactivar la economía: busca que crezcan 50% las inversiones en vivienda, hábitat y obras hídricas.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, prometió un promedio de una inauguración por día para el 2017. "La obra pública va a explotar este año", dijo el funcionario cuando dio a conocer el plan a mitad de esta semana.
barrios.jpg


Fuente:

Más Leídas