Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 31 de agosto de 2016

Contra el bullying, la DGE podría aplicar la experiencia colombiana

En Mendoza el grupo Convive + explica cómo en su país se trata de combatir lo que ellos llaman "manoteo", con la participación de alumnos, padres, docentes y el gobierno.

Desde pagar multas económicas hasta la expulsión del colegio o convertir al agresor de sus compañeros en un misionero contra el bullying son algunas de las estrategias que usan en Colombia para combatir el acoso escolar, o como allá se dice, el "manoteo".

En ese país, la mitad de los chicos del sistema educativo reconoce que es víctima o victimario de otro compañero, según mediciones oficiales que hizo el Ministerio de Educación y que derivaron en la propuesta y aprobación legislativa de la ley 1.620 en 2013 para enfrentar el problema desde el Estado, pero con la participación de todos los protagonistas: alumnos, padres, educadores y gobierno.

En ese contexto, la Dirección General de Escuelas de Mendoza intercambia experiencias con los colombianos para aprender más sobre el bullying y de ahí en más, capacitar a directivos y docentes. Ayer fue firmado un convenio con la Fundación Soluciones con las Manos para trabajar en el tema y conocer a un grupo de estudiantes secundarios del colegio Cofrem, ubicado en el municipio de Guamal Meta, que ganó un concurso nacional al crear recursos destinados a prevenir y mitigar las consecuencias del maltrato entre pares.

El grupo ganador Convive +, integrado por Ximena Muñoz, María Delgadillo, Guillermo Gómez, Loren Rodríguez, Alexander Carrión y la docente Claudia Vera se convirtió así en embajador colombiano por la convivencia escolar y como premio, viajó a conocer Mendoza para mostrar sus ideas.

Luego de cuatro meses de ponerlas en práctica, con charlas de sensibilización, participación en foros, redes sociales, identificación y prevención del "manoteo", destinadas particularmente a chicos de preescolar, porque son ellos "el semillero" del cambio, el viaje se concretó.

"Iniciamos hace cinco meses liderando y ejecutando las propuestas, en las escuelas rurales, en municipios y haciéndolas también en las redes sociales", indicó la coordinadora del trabajo, la docente Claudia Vera.

Loren Rodríguez agregó: "Este recorrido nos permitió escuchar y ver que lo ideal es mitigar, prevenir y no curar, por así decirlo. Empezamos con las charlas para que a los chicos se les moviera el corazón sobre este problema". Además, en la recorrida se encontraron con la sugerencia de que se hiciera una nueva ley al respecto, porque la sancionada en 2013 no se cumplía.

Por eso, explicó Ximena Muñoz: "El trabajo se focalizó en el cumplimiento de esa ley que protege a los alumnos. En esa ley, por ejemplo, y dependiendo de la edad del agresor, se cobran multas económicas a los padres, y si ya tiene entre 15 y 17 años, puede acabar en el reformatorio. Ahora, si es más pequeño, son los padres quienes deben hacerse cargo y entender que si no educan bien al niño y no lo corrigen, bueno... serán ellos los que saldrán pagando".

Ahora, esto es lo que dice la ley, pero la propuesta de las estrategias que el grupo presentó para prevenir el bullying pasan por trabajar sobre el agresor. "Por ejemplo, si comete una agresión se lo pasa por todos los cursos del colegio para explicar por qué no se puede actuar de esa manera. Otra estrategia es lo que llamamos 'únete y ponte en los zapatos del otro' para que el agresor sepa lo que sufre su compañero y el que recibió la agresión pierda el temor de decir lo que siente", explicó Vera.

Esto implica, entre otras cosas, que el agresor es puesto en la situación de defender a un hermano o amigo ante el acoso de otra persona y además, debe dar charlas él mismo en contra de hacer bullying a sus compañeros.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas