Mendoza Mendoza
miércoles 06 de julio de 2016

Confirman que los restos del oso Arturo irán a la ciencia

Tras la necropsia quedó descartada la chance de embalsamarlo, ya que la piel no resistiría en el tiempo. En caso de enterrarlo, será en el Zoológico, como se acostumbra

Aunque una de las opciones que barajaba la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial tras el deceso del oso polar Arturo era embalsamar sus restos para exponerlos en el Museo de Ciencias Naturales Cornelio Moyano, finalmente eso no sucederá. La necropsia –aún en desarrollo– determinó que la piel no está en condiciones de resistir en el tiempo luego de una taxidermia. Ahora, la alternativa principal es donar los órganos y los restos óseos para investigaciones científicas.

A pesar de que el lunes, en conferencia de prensa, el secretario de Ambiente Humberto Mingorance aseguró que la primera opción, si los resultados de la necropsia lo avalaban, era embalsamar a Arturo, esa posibilidad fue descartada.

En primer lugar porque el estudio post mórtem no dio los resultados deseados, aunque sí esperables. Las condiciones de la piel no son buenas por la avanzada edad del animal, 30 años, y, también, por las consecuencias de las infecciones que lo llevaron a morir, que fueron deteriorando su cuerpo y lo llevaron a perder varios kilos en pocas semanas.

Como motivo principal, según expresaron desde el organismo que está impulsando la reconversión del Zoo y el Ecoparque, se busca que a partir de ahora la prioridad sea el bienestar animal y el respeto por ellos.

"Bajo ese concepto estamos tratando de dejar de priorizar el exhibicionismo del animal como un entretenimiento para el público y consideramos que embalsamarlo era básicamente lo mismo: exhibicionismo público para el entretenimiento de las personas adentro de un museo", dijeron las autoridades.

Informaron que con el objetivo de recordar de la mejor forma al oso polar que pasó 22 años en cautiverio dentro del Zoo, se harán biografías del animal, de su historia de vida y de su estadía adentro del paseo.

Para investigación
Descartada la posibilidad del embalsamamiento, la opción principal es rescatar y preservar el esqueleto y los órganos para fines científicos. Sobre este tema, desde Ambiente no aportaron más detalles, ya que recién se analizará la posibilidad en los próximos días.

Esto ocurre porque la necropsia todavía no está concluida al 100%, dado que al ser un animal tan grande, sumado a las diferentes enfermedades que tuvo Arturo en el transcurso de los últimos años, el proceso de análisis es más largo.

Recién entrando la próxima semana estarán los resultados oficiales de todos los estudios, que incluyen el análisis de los órganos.

La tercera opción, que en la conferencia Mingorance prácticamente había descartado pero que volvió a tomar fuerza ante la negativa de la taxidermia, es la de enterrarlo, aunque para eso habrá que esperar los resultados de todos los estudios.

"En caso de que se decida enterrarlo, se hará ante todas las autoridades que corresponden para que quede constancia de que los restos tuvieron ese destino. Así no surgirán dudas ni rumores acerca de qué se hizo con el cuerpo y la piel del animal", expresaron desde el organismo, un tiro por elevación a la veterinaria Jennifer Ibarra, de Fundación Cullunche, que sembró dudas acerca del destino final de los restos de la pantera que murió hace casi un mes y que estaban enterrados en el Zoo.

Deberán participar las autoridades, un escribano público, el jefe de la seguridad del Zoo, la directora, el administrador de parques y, de ser necesario, el secretario de Ambiente y los empleados.
El entierro, como se hace con prácticamente todos los animales que fallecen allí, se hace en el Zoo, en un lugar que está preparado para el entierro, modalidad que existe desde que funciona el paseo.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas