Mendoza - San Martín San Martín
domingo 01 de octubre de 2017

Con el cumple de 15, los cuatrillizos Mashad cumplieron un sueño

Los cuatro hermanos ya son adolescentes y el sábado pasado festejaron a lo grande con sus padres, familiares y amigos en una noche única

Acá están, 15 años después. Un festejo para los seis, para todos los que los acompañaron durante todo este tiempo y que los vieron crecer, desarrollarse, sostenerse entre sí, aprendiendo a vivir. "Fue una noche soñada. Y eso fue gracias al cariño de la familia, de los padrinos, los amigos...", dijo Gabriela.

El sábado pasado ella y su marido, Yamil, festejaron. Fue el cumpleaños 15º de sus cuatrillizos. Los cuatrillizos Mashad, que fueron noticia desde su nacimiento hasta su primer año de vida, "el más difícil", dijo la madre.

Han cumplido 15 años. Son buenos estudiantes, asegura su mamá. Van a segundo año del Colegio Nacional en San Martín.

Franco desde diciembre juega en las inferiores de Godoy Cruz y ya ha decidido que el fútbol es su presente y su futuro. Emiliana juega al vóleibol en el equipo de la Municipalidad de San Martín. Agustina tiene vocación artística, ha hecho gimnasia rítmica y ahora se dedica a la acrobacia en telas. Victoria, la más inquieta, gasta energías en el gimnasio.

El sábado pasado festejaron el cumpleaños de 15 en el Espacio Los Olivos. Gabriela dijo que fue una noche única y rescató el apoyo de todos, especialmente del organizador, José Sousa Sánchez, y de la amiga de la familia Gaby Santibáñez, que además aportó las fotos de esta nota.

Muy atrás ha quedado el día del nacimiento en lo que era en esos años la clínica Pellegrina, en Godoy Cruz. Nacieron con 35 semanas de gestación. Emiliana fue la primera en ver la luz. Después vino Victoria, luego Agustina y por último Franco. No pesaban más de un kilo y medio cada uno. Más allá de que los cuatro tuvieron que recibir cuidados especiales, fue Victoria la que debió pelear más, ya que fue intervenida quirúrgicamente por una dificultad en los intestinos. Pero todo salió bien.

La mamá reconoció que el primer año fue el más complejo, por el cuidado y la adaptación a la nueva familia numerosa. Pero después "fuimos como cualquier otra familia. Para nosotros ha sido absolutamente normal", aseguró.

Ella es profesora de Historia y todas sus horas son en el Instituto de Rodeo del Medio, donde trabaja desde hace más de 20 años. Yamil es profesor de Educación Física y reparte su tiempo entre escuelas y la Municipalidad de San Martín.

Viven en una casa del barrio jardín Los Andes. "Es una casa común. Franco tiene su dormitorio y ampliamos una habitación para el dormitorio de las tres niñas, que siempre tiene colchones en el suelo porque siempre se reúnen con amigas". Dijo que eso ocurre porque "estamos acostumbrados a que la casa esté llena".

Claro, está llena siempre.

cuatrillizos 2.jpg


En el secundario, los quisieron separar pero cursan juntos
Es casi imposible reunirlos a todos. Quizás las horas del descanso son las únicas en donde están todos en casa. Y no hay mucho descanso allí. Pero insisten en que la vida familiar no es muy distinta a la de cualquier otra. "A veces alguna madre me dice: 'Yo tengo uno solo, no sé cómo hacen ustedes con cuatrillizos'. Yo no noto grandes diferencias. Nos hemos complementado y tenemos siempre el apoyo de los abuelos y de toda la familia, pero no es muy distinto. Es la vida que elegimos y la que queremos", dijo Gabriela.

Contó que cuando ingresaron al secundario el gabinete del colegio había considerado que era mejor que fueran a cursos distintos. "Nosotros pedimos que no, que fueran juntos, y dio buen resultado porque los cuatro son chicos responsables, independientes, que se manejan individualmente".

Recién el año que viene, cuando cada uno deba elegir una modalidad, quizás se separen en aulas distintas.

"Nosotros apoyamos sus decisiones. Queremos que elijan libremente y estar junto a cada uno para que puedan desarrollarse de acuerdo a lo que quieran ser", contó la mamá de los Mashad.

La vida no ha sido muy distinta. Gabriela y Yamil son padres de cuatrillizos, pero principalmente son padres, y eso los iguala con todos.
Y son felices, como 15 años atrás.

Fuente:

Más Leídas